Vistas a la página totales

jueves, 7 de septiembre de 2017

03 de Septiembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 03 de Septiembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




(María Santísima): “¡Por siempre sean alabados Jesús, María y José!”
(Vidente Marcos): “¡Para siempre sean alabados!… Sí… Sí, haré, sí… Sí, haré. ¿Cómo Señora quieres que yo lo haga? Sí… Comprendí… Haré sí Señora… Sí… Sí… No precisas agradecer, todo mi placer y toda mi alegría es hacer cosas para ti Señora. Tú Señora sabes cuanto yo quedo feliz todas las veces que tú Señora me ordenas cosas, porque nada me deja más feliz, saber que puedo hacer alguna cosa por ti, que tanto sufriste con Jesús por mí, por mi salvación y que siempre fuiste tan bondadosa, tan amorosa conmigo. Sí… Toda mi alegría fue siempre hacer tu Voluntad. Sí… Yo haré.”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, llamo a todos ustedes nuevamente al amor sobrenatural.
Para que ustedes puedan tener el amor sobrenatural deben no solo dilatar sus corazones por la oración, pero también por el retiro y por el silencio, donde Dios verdaderamente les inspirará Su gracia, les dará los buenos deseos de practicar las virtudes y donde Él se tornará verdaderamente Su amigo íntimo, que susurrará a su corazón a través de buenas inspiraciones aquello que ustedes deben hacer.
En el retiro y en el recogimiento, el alma silencia el corazón, las voces del mundo se distancian de ella y el alma entonces se torna capaz de oír la voz de Dios que siempre habla bajo y de un modo que solamente quién silencia puede oír, o sea, sentir Su Voluntad, comprender Su Voluntad, entender Su plan de amor.
Hagan recogimiento y silencio para que el ser desordenado de ustedes vuelva al orden y a la paz, y sea capaz de oír la voz de Dios. Sin paz nadie puede oír ni a Dios, ni a Mí, ni conocer Nuestra Voluntad, y los corazones de ustedes sólo podrán tener paz si se alejaren del bullicio del mundo.
Los Religiosos pueden hacer eso con mayor facilidad, pues, su vida les propicia muchos momentos de oración y de recogimiento. A los Laicos eso ya es más difícil, porque el mundo de hoy los absorbe, exige y esclaviza mucho.
Pero incluso ellos, incluso ustedes Mis hijos, a la noche, cuando llegaren en sus casas, hagan silencio, recójanse, para poder en el silencio sentir la paz que es necesaria para poder percibir la Voluntad de Dios, Mi Voluntad y lo que el Señor quiere de ustedes.
Solamente en el silencio de la oración y del recogimiento, el corazón desordenado de ustedes se tornará ordenado y bien dispuesto como una tierra buena para oír, o sea, entender aquello que Dios les habla por medio de Mis Mensajes y de las meditaciones.
Apresuren la conversión de ustedes, porque el tiempo se agota. Muchos piensan que por Yo repetir continuamente que el tiempo está acabando, que Yo estoy apenas eludiendo, o entonces como ustedes dicen: ‘engañando a ustedes.’ Pero no Mis hijos, Yo les digo esto porque una conversión sincera y una santidad perfeccionada y acabada, exige tiempo, y ustedes continúan durmiendo en los mismos errores y defectos sin mejorar.
Procuren rezar más y trabajar verdaderamente en sus almas, llevándolas a la santidad y a la perfección. Solamente de esta forma, ustedes podrán ser coronados con la corona de la vida eterna cuando Mi Hijo vuelva en breve a ustedes en la gloria.
Yo deseo que ustedes den a todos Mis hijos la Hora de la Paz número 74 y número 75 como Yo pedí ayer, 10 de cada Hora para 10 hijos Míos.
Deseo también que den esta maravillosa película de la vida de Mi siervo e hijo predilectísimo San Benito*, que Yo tanto amé y que Yo tanto favorecí con gracias.
*Se refiere a la película “Sean Santos 10” sobre la vida de San Benito de Palermo.
"San Benito de Palermo."
La vida de él es un sol luminoso en este tiempo de tinieblas. Su vida tan llena de oración, de amor y de santidad, es un ejemplo luminoso que todos los jóvenes deben seguir. Deseo que tornen a Mi hijo Benito más conocido y amado por todos, principalmente por los jóvenes, para que tal como sucedió en el tiempo de él, hoy también muchos jóvenes quieran seguirlo por la vida de oración y de consagración total a Dios en la vida religiosa, y así, Yo pueda tener un gran séquito de almas consagradas a Dios, que con sus oraciones y sus vidas totalmente dedicadas al servicio divino, sean los pararrayos de los castigos de la Justicia de Dios y los imanes que atraen nuevas gracias y bendiciones de Dios para todos.
Sí, cada alma religiosa, cada alma consagrada a Dios en la vida religiosa, es eso. Así también es Mi hijito Marcos. No es en vano que este Estado de San Pablo donde Mi hijo Marcos nació, vive y donde él habla y conversa Conmigo, no es en vano que este Estado es tan bendecido por Mí, tan enriquecido con bendiciones en los cultivos, en los negocios, en las industrias y gran prosperidad haya en las Ciudades. Todo eso, todas esas bendiciones de Dios y Mías, son derramadas en este Estado por causa de Mi hijito Marcos, que aquí hace 26 años Me ama, Me sirve, con oraciones, sacrificios, con trabajo y obediencia todos los días de su vida.
Sí, el amor de él atrae esas bendiciones. Cada película, cada Rosario, cada Coronilla de la Misericordia, cada Hora de Oración, cada cenáculo, cada latido del corazón de él totalmente dedicado a Mí, todos los días de su vida, atrae esas copiosas bendiciones sobre este Estado. Por eso en él hay tanta abundancia y tanta riqueza.
Deseo que haya muchas almas consagradas que, con sus vidas llenas de oración y dedicación al Señor, a Mí, atraigan grandes gracias y bendiciones para la tierra entera. Por eso, den a conocer la vida de Mi hijo Benito y muchos jóvenes se enamorarán por él y por medio de él, por la vida consagrada y darán su “Sí” al Señor.
Deseo que todos ustedes también den 10 Coronillas de Mi Inmaculada Concepción número 2 para 10 hijos Míos. Así Mis hijos, ellos conocerán mejor Mis Mensajes, conocerán mejor Mi Corazón Inmaculado y Mi Gracia bajará sobre ellos y la tierra entera.
Dilaten sus corazones por el recogimiento y por el silencio a Dios que es amor y entonces, sus corazones conocerán el amor sobrenatural, vivirán ese amor y podrán irradiar, esparciendo a los otros ese gran y verdadero amor.
Solamente quién reza profundamente, quién medita, quién se recoge en el silencio y en la oración, puede recibir el amor sobrenatural, para después donarlo a los hermanos.
Sean amor, vivan de amor.
A todos Yo bendigo con amor ahora y especialmente a ti Mi hijito Marcos, que Me has consolado tanto con tus obras, Me consoló mucho con la nueva Coronilla de la Misericordia número 58 que tú hiciste para Mi Hijo Jesús y para Mí. Tú quitaste 94.000 espinas que estaban clavadas en el Corazón de Jesús y en el Mío, cuando tú hiciste esa Coronilla antes de ayer.
Hijo Mío, gracias por eso, continúe haciendo esas Coronillas Meditadas y Horas de Oración que tanto Me agradan y Me consuelan. Sí, tú eres Mi consolador y no es de hoy, porque en el momento de la presentación cuando Yo presentaba a Mi Hijo Jesús en el Templo y Simeón profetizó que Mi alma sería traspasada por una espada de dolor, porque Mi Hijo sería puesto como señal de contradicción, de salvación y de ruina para muchos, y sería muerto. Mi Corazón sintió un dolor tan grande que, si el Altísimo no Me sustentase en aquel momento, Yo habría muerto de dolor. Ese dolor fue tan grande y Me marcó tan profundamente, que solamente en Mi Asunción al Cielo es que ello dejó Mi alma definitivamente.
En aquel momento amadísimo hijo Marcos, el Señor Me mostró a ti en visión mística y sobrenatural, y tu futura fidelidad, trabajo, servicio, dedicación y amor a Mí, consoló Mi Corazón y consoló también el Corazón de Mi Divino Hijo Jesucristo. Esa gran consolación Me siguió por toda la vida y principalmente en el alto del calvario, juntamente con la consolación que Me daba el conocimiento también de tu padre espiritual Carlos Tadeo y su fidelidad y amor a Mí.
Tú con tu vida, tu fidelidad, fue la gran consolación que tuve, la única consolación que tuve en medio de tantos tormentos que Yo padecía con Mi Hijo en el alto del calvario. Por eso alégrate y continúe siendo Mi consolador.
La señal de Mi bulto luminoso acompañándote en la procesión de este Santuario, confirmada por Mi amadísima hija Rafaela, es para ti consolación y la señal de cuanto Yo te amo. Soy grata a ti por todo lo que sufriste e hiciste por Mí y lo cuanto en tu persona, en tu obra y en tu trabajo, reflejo siempre más Mi gran luz y Mi Llama de Amor, que serán tanto más fuertes cuanto fueren las tinieblas y el mal a envolver todas las almas y toda la humanidad.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Por él triunfarán en sus vidas y daré a ustedes en fin la paz definitiva.
A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de MONTICHIARI… de LA SALETTE…y de JACAREÍ.”

1 comentario:

  1. SEÑOR YO CREO EN TI PERO AUMENTA MI FE. JESÚS MARÍA Y JOSÉ YO OS AMO SALVAD LAS ALMAS

    ResponderEliminar