Vistas a la página totales

lunes, 16 de octubre de 2017

12 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 12  de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




300 AÑOS DEL HALLAZGO DE LA IMAGEN DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN APARECIDA EN EL RÍO PARAÍBA DEL SUR
PATRONA DEL BRASIL

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, cuando el Cielo y la tierra exultan de amor y de alegría y se rejubilan por el hallazgo de Mi imagen milagrosa en las aguas de Mi queridísimo río Paraíba, vengo a ustedes para decirles: ‘Soy la Señora Aparecida, soy la Inmaculada Concepción, soy la gran señal de Dios, que Dios colocó en el cielo del Brasil para mostrar a todos Mis hijos la bondad del Señor, el amor del Señor, la misericordia del Señor y para mostrar a todos Mis hijos el camino cierto que los conduce al Cielo.’
Soy la Señora Aparecida y así como hace 300 años atrás escogí tres pobres pescadores que poco tenían, también aquí en Jacareí escogí un niño que poco tenía, para, a través de él como otrora por los pescadores, mostrar al mundo entero Mi gran Amor y Mi poder de Reina y Señora de todo el universo.
Soy la Señora Aparecida y aquí terminaré aquello que comencé en Aparecida. Mi plan de amor que se encamina ahora para su fase conclusiva y final, llevará a todos Mis hijos, el Brasil y el mundo, al triunfo de Mi Inmaculado Corazón con la total derrota de Satanás y la victoria del Señor y de Mi Hijo Jesús.
Soy la Señora Aparecida y quiero aparecer de nuevo, no más en las aguas del río Paraíba por una imagen, pero quiero aparecer en sus corazones, en sus almas, para reinar en ellos, para llenarlos de la luz del Señor, de la gracia del Señor, del amor del Señor y llevar a todos ustedes al puerto seguro de la salvación y de la felicidad que es el Cielo, que es Dios.
Soy la Señora Aparecida y quiero aparecer de nuevo en la vida de todos Mis hijos, llenándolas de luz y de gracia del Señor, de santidad y de belleza, para que finalmente el Brasil y el mundo se tornen de hecho, el jardín de gracia, de santidad de la Santísima Trinidad. Y entonces, la Santísima Trinidad pueda finalmente alegrarse, complacerse y satisfacerse con una nueva humanidad liberada del pecado y repleta del verdadero amor filial que el Señor desea de todos Sus hijos.
Soy la Señora Aparecida y quiero aparecer de nuevo, esta vez en los corazones de Mis hijos. Por eso digo: ‘Recen, recen hasta que la oración se torne alegría y un encuentro vivo conmigo.’
Recen para que la vida de ustedes se abra verdaderamente a la emanación de Mi Amor, a la irradiación de Mi Llama de Amor y Yo pueda transformar la vida de ustedes, de un río imprestable y sin frutos de santidad, en un río verdaderamente fructuoso, próspero, adonde todos los peces de virtudes y de buenas obras florezcan para la mayor alegría de Mi Divino Pescador, que es Mi Hijo Jesús, que aún hoy conmigo sale en busca de frutos de santidad y de salvación.
Yo soy la Señora Aparecida y quiero aparecer en los corazones y en las familias de ustedes para transformarlas de nuevo en familias santas, que produzcan muchos santos para salvar el mundo, para salvar almas y para ayudarme a transformar el mundo en el gran jardín de belleza, de gracia y de amor de la Santísima Trinidad.  
Yo aparecí aquí en Jacareí como Reina y Mensajera de la Paz para terminar aquello que comencé en Aparecida. Aquí también aparezco, soy la Aparecida y vine aquí para, a través de Mi hijo Marcos, aparecer para ustedes, para conocer Mi Amor de Madre, Mi Llama de Amor, Mi Gracia Materna y así, abrirme sus corazones y Yo pueda aparecer también en sus almas para embellecerlas, santificarlas, perfumarlas con Mi Gracia Materna, para así también, a través de ustedes, Yo pueda espiritualmente aparecer para Mis hijos alejados de Mí, de Dios, que no Me conocen y por eso sufren y se pierden en este mundo.
A través de ustedes apareceré, o sea, haré con que todos Mis hijos conozcan Mi Amor, conozcan Mi bondad materna y entonces, tocados por Mi Amor, enamorados por Mi bondad y belleza, correrán todos para Mí y Yo los llevaré a los Cielos.
Ayúdenme, ayúdenme por lo tanto, dejándome aparecer en sus corazones por una vida de oración, de santidad, de amor, de donación y dedicación total a Mí y a Mi Hijo Jesús, para que entonces, finalmente, Mi Corazón pueda triunfar en ustedes y cumplir Mis secretos de amor desde Aparecida hasta aquí, en Jacareí.
Marcos, Mi predilectísimo hijo, quédate sabiendo que Silvana da Rocha también tuvo una Aparición Mía en el mismo instante del milagro de las velas y a ella fue mostrado el futuro de Aparecida y también el futuro de Mi plan de amor contigo aquí en Jacareí, la conclusión de Mi plan.
Ella también te vio y Yo pedí a ella que rezase por ti hasta el fin de la vida, para que contigo pudiese Yo finalmente triunfar en la vida de todos Mis hijos. Ella y Felipe Me vieron y no te admires hijo Mío, porque hay muchos más secretos entre Aparecida y tú, de que puedas imaginar.
Sí, aquí terminaré Mi obra de salvación comenzada allá y en este bendito valle del Paraíba, cual nueva tierra prometida de los últimos tiempos, haré emanar leche y miel para Mis hijos, o sea, gracia y misericordia. Entonces, ellos se tornarán fuertes y un nuevo pueblo santo para la mayor gloria y triunfo del Señor.
Sí, exulte hijo Mío, porque tú hace 300 años atrás, ya estabas predestinado para estas Apariciones y para esta misión que Yo revelé a Felipe y también a Silvana, Mis dos hijitos muy amados. Ellos, sin embargo, hayan vivido hace siglos antes de ti, te amaron mucho, rezaron mucho por ti y también ofrecieron sacrificios para ayudarte. No es en vano que tú amas tanto a ellos, es un helo espiritual, místico que te une a ellos, una conexión, un helo que ultrapasa el tiempo y el espacio, que te une a ellos en la tierra y que te unirá a ellos también eternamente en el Cielo.
Por eso ve, ve Mi cuarto pescador, ve a pescar más almas, más hijitos Míos y tráiganlos todos a Mí, porque quiero verdaderamente que la barca de Mi Corazón Inmaculado, de Mis brazos maternos, esté repleta de muchos peces de hijitos Míos, para dar todos ellos como primicia, como don de amor y alabanza, a Mi Divino Hijo Jesucristo.
A ti, a todos Mis hijos y también especialmente a ti Mi amadísimo hijito Carlos Tadeo, que tanta alegría trajo para Mí en Mi fiesta. Mi caballero, Mi consolador, ve en frente y no temas hijito Mío, porque contigo también Mi Corazón Inmaculado hará maravillas.
Muchos peces te fueron confiados, o sea, muchas almas que están esperando que tú recojas esos peces, recojas esas almas en las redes de Mi Amor de Madre, para conducirlos a todos finalmente al puerto de la salvación. Ve, avanza para las aguas más profundas, lanza las redes en las aguas más profundas para recoger hasta los peces más alejados y escondidos del gran río de la vida, del Brasil y del mundo. Para entonces juntamente con el hijo precioso que te di, que es el hijo más amado, obediente y querido de Mi Corazón, el hijo de Mis profecías, el hijo de Mis secretos maternales, junto con él, que es la mayor gracia que Yo te di después de la salvación, tú puedas venir con él a Mí con las redes repletas de peces, para finalmente, juntos celebrar el gran banquete de la victoria y de la vida eterna.
A ti y a todos Mis hijos aquí presentes, a los cuales hoy doy la Indulgencia Plenaria, a todos que rezan la Coronilla de Mi Inmaculada Concepción todas las semanas y a aquellos también que todos los años en este día vienen para consolarme, a aquellos que también divulgan Mi manifestación de Aparecida y aquellos que traen con amor en sus casas Mi imagen y también verdaderamente hacen con amor Mis cenáculos.
A esos hijos doy ahora la Indulgencia Plenaria de todas las penas de los pecados y también doy hoy Mi bendición especial, que podrán trasmitir con la mirada o con las manos para todos los que ustedes encontraren: de APARECIDA… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

11 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 11  de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



VIGILIA DEL JUBILEO DE LOS 300 AÑOS DE APARECIDA
PATRONA DEL BRASIL

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA 
“Queridos hijos, en esta noche que antecede el jubileo de los 300 años del hallazgo de Mi imagen en Mi queridísimo río Paraíba del sur, vengo hoy decir a ustedes: ‘Soy la Inmaculada Concepción, soy la mujer vestida de sol, soy la gran señal que Dios colocó hace 300 años atrás en el cielo del Brasil para ser: amor, consuelo y luz para todos Mis hijos.’
Soy la gran señal que Dios colocó en el cielo del Brasil para iluminar la vida de Mis hijos que, ya en aquel tiempo, eran tan insidiados por Mi enemigo, eran tan tentados por Mi adversario y corrían el peligro de alejarse de Mi Hijo Jesús, de la verdad de la santa fe católica y tornarse indiferentes a Dios y a la santa religión católica como muy bien dijo a ustedes Mi hijito Marcos.
Preocupada con el destino eterno de Mis hijos y de esta nación, Yo vine cual nueva Reina Ester para ser la madre que reza, que intercede, que protege, que aboga la causa de todos sus hijos junto al Rey de los Cielos, obteniendo para ellos todo lo que Me piden.
Sí, soy la gran señal que Dios colocó en el cielo del Brasil para iluminar la tierra de santa cruz y garantir que ella continuase siendo siempre la tierra de la cruz de Mi Hijo y la joya preciosa de Su Sagrado Corazón.
Por eso, Me manifesté a través de Mi imagen de la Inmaculada Concepción salida de aquí, de Jacareí, y transportada milagrosamente hasta el puerto Itaguazú, para a través de los tres pescadores, comenzar Mi gran obra de salvación del Brasil y también del mundo.
Desde entonces, he sido siempre madre, abogada, protectora y maestra de la fe que enseña siempre más a Mis hijos a rezar con amor, a creer con amor, a vivir con amor, una verdadera vida en Dios y a ser en todo, verdaderos hijos de Dios que aman a su Padre Celeste con amor filial.
300 años se pasaron y Yo volví aquí, a Jacareí, preocupada nuevamente con la suerte eterna de Mis hijos, tan alejados de Dios, tan alejados de la santa religión católica, de la fe, de la oración. Y vine para, a través de un nuevo pescador, no de peces, pero de almas, nuevamente aparecer para Mis hijos, revelar Mi Amor a ellos, mostrarles el camino cierto del amor, de la oración que deben seguir para llegar hasta Dios.
Y tal como hace 300 años atrás la pesca fue abundante y Yo traje vida nueva para todos Mis hijos, aquí también Mi pesca será abundante cuando Mi Corazón triunfe y Mis planes finalmente se cumplan.
Entonces, verdaderamente, la gran señal que Dios colocó en el cielo del Brasil triunfará y la estrella del abismo que odia la señal de la mujer será precipitada. Sí, será precipitada en los abismos eternos del infierno y no más podrá salir para hacer mal al Brasil y al mundo.
Confíen en la gran señal que Dios colocó en el cielo del Brasil, la mujer vestida de sol con la luna debajo de los pies, una corona de doce estrellas en la cabeza, terrible como ejército en orden de batalla, porque esta mujer brillante como el sol hace 100 años atrás en Fátima, aquí y también a través de los milagros de Aparecida, ya les dio la certeza de la victoria: ‘Por fin, Mi Corazón Inmaculado triunfará.’
No teman nada, recen Mi Rosario todos los días, porque a través del Rosario, la señal que Dios colocó en el cielo del Brasil triunfará ciertamente como en Lepanto y el Brasil será verdaderamente Mi trono, Mi jardín, Mi oasis de amor y también será verdaderamente Mi gran ciudad mística, donde sólo habrá almas llenas de amor, santidad y luz para la mayor gloria y victoria del Señor.
A todos con amor en esta noche santa del jubileo de Su Madre Inmaculada, Yo a todos bendigo con amor.
Y especialmente a ti Mi amadísimo Marcos, en esta noche que tú siempre amaste y en la cual tú siempre Me alabaste con tanta alegría y amor, en esta noche y en el día de mañana, tú como nadie recibirás grandes gracias de Mi Corazón Inmaculado.
Y tú también Mi amadísimo Carlos Tadeo, Mi amadísimo hijo. Muchas gracias por haber venido una vez más aquí a consolarme. No puedes imaginar cuanta alegría tú das a Mi Corazón cuando estás aquí.
A partir del momento que tú entras en el portón de Mi Santuario, las espinas dolorosas ya comienzan a salir de Mi Corazón y todas las espadas de dolor clavadas en él desaparecen inmediatamente. Y en los días que tú estás aquí, sin embargo, el mundo continúe pecando horriblemente, esas espinas no se clavan en Mi Corazón, esas espadas de dolor no traspasan Mi alma.
Gracias Mi hijo, sobre ti también Yo derramaré también grandes gracias hoy y mañana.
Y quédate sabiendo amadísimo Marcos que Mi querido hijo Felipe Pedroso te vio antes de morir en una visión. Él se preocupaba con el futuro de Mi imagen milagrosa. En aquella aparición, Yo ordené a él que diese Mi imagen a su hijo Atanasio y también dije a él que no se preocupase, pues en el futuro, Yo suscitaría un apóstol que propagaría el verdadero amor y devoción a Mí. Que explicaría el significado de Mi imagen aparecida, de Mis señales y milagros, y con la fuerza de su amor, de sus oraciones, de su palabra, de sus sacrificios, él incendiaría todos los corazones de Mis hijos de amor por Mí.
Ese hijo eres tú Mi amadísimo Marcos. Por eso, Felipe murió feliz, en paz, cierto de que en el futuro Yo no sería olvidada, pues Mi apóstol haría con que Mi devoción y Mi Amor ardiesen en los corazones de todos Mis hijos. Alégrate pues Marcos, porque hay más secretos entre tú y Aparecida de que tú puedes imaginar.
Alégrate Mi cuarto pescador. Ve, ve en frente pescando las almitas de Mis hijos, trae a todos Mis hijos para Mi barco, para que Yo pueda finalmente conducirlos al puerto de la salvación y de la eterna felicidad que es Dios.
A ti y a todos Mis hijos bendigo con amor: de APARECIDA… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”
(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Tú Señora puedes bendecir esta tu imagen que hoy di a mi padre Carlos Tadeo y también estos rosarios que hicimos para la protección de tus hijos?”
(María Santísima): “Mis hijos, conforme ya dije: ‘Adonde quiera que uno de estos rosarios llegue, allí Yo estaré viva, llevando grandes gracias del Señor.’
A todos bendigo nuevamente y en esta noche santa de alegría en el Cielo y en la tierra, dejo para todos la paz."

miércoles, 11 de octubre de 2017

08 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 08 de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, nuevamente llamo a ustedes al verdadero amor.
Abran sus corazones al verdadero amor para que él entre en ustedes y transforme a ustedes verdaderamente en llamas abrasadas de amor por el Señor, por Mí y por el prójimo.
Para crecer en ese verdadero amor deben decir ‘No’ a ustedes mismos todos los días, recordándose siempre de aquello que dijo Mi hijo: ‘Quién no se niega a sí mismo y no toma su cruz y no me sigue, no es digno de Mí.’
Por eso, ustedes deben todos los días renunciar a la voluntad de ustedes y tomar la cruz, o sea, seguir atrás de Jesús, soportando con amor y paciencia los sufrimientos que Él permite a ustedes, y al mismo tiempo, procurando vivir muertos para las cosas mundanas y vivos sólo para las cosas celestes, para el amor de Dios.
Entonces, verdaderamente, los corazones de ustedes serán llenos del eterno amor y ese amor cada vez más incendiará sus corazones y por medio de ustedes todos los corazones del mundo serán incendiados.
Ahora que llegó la semana del jubileo de los 300 años del hallazgo de Mi imagen en Mi querido río Paraíba, invito a todos ustedes nuevamente a encontrarme, no más en el río, pero sí en sus corazones.
Por eso hijitos, recen, recen, recen hasta que ustedes Me encuentren de nuevo en sus corazones. Recen hasta que la oración se torne alegría para ustedes. Recen hasta que verdaderamente la oración se torne un encuentro verdadero de ustedes conmigo. Recen hasta que finalmente Yo pueda aparecer en sus corazones, o sea, que Yo pueda nuevamente entrar en sus corazones, reinar en sus corazones y finalmente conducir a todos ustedes para Dios y para la santidad.
Yo quiero ser de nuevo la aparecida, no más en las aguas del río, pero en sus corazones, por medio de la oración y de la vivencia de Mis Mensajes. Por eso, recen y mediten Mis Mensajes todos de nuevo, hasta que finalmente Yo pueda aparecer en sus corazones, o sea, pueda nuevamente encontrarme con ustedes en la profundidad de sus corazones, sumergidos en la oración y pueda hacer nuevos milagros en sus almas, en sus vidas y por medio de ustedes en las vidas de todos Mis hijos.
Así como Yo di a la niña ciega la gracia de la visión, quiero dar a ustedes en este jubileo la gracia de la visión, de la visión espiritual, de la visión del alma, que tornará a ustedes capaces de mirar la grandeza de Dios, la belleza de Dios, la santidad de Dios, el amor de Dios. De modo que ustedes desprecien las cosas mundanas y la voluntad de ustedes, y prefieran a Dios y la Santa Voluntad de Él.
Recen el Santo Rosario todos los días, para que Yo pueda dar a ustedes la gracia de esa visión que les permitirá conocer la belleza de Dios, encantarse por Dios, enamorarse por Dios y finalmente dar sus vidas a Dios.
Entonces, Mi Corazón triunfará y el Brasil y el mundo conocerán un nuevo tiempo de santidad que Yo aguardo y rezo para que venga ansiosamente. Y entonces, finalmente el propósito de Mis manifestaciones en Aparecida, aquí y en todos los otros lugares se cumplirá: llevar a todos Mis hijos al pleno conocimiento de la verdad y del amor, que es Dios. Y entonces, todos finalmente serán liberados del pecado y salvos por la verdad y por el amor que es Dios. La verdadera libertad es amar a Dios y vivir sólo en Dios.
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi amadísimo Marcos que, a lo largo de toda su vida, siempre Me honró y siempre divulgó todas Mis manifestaciones, inclusive la de Aparecida, explicando a Mis hijos el verdadero significado, el sentido de Mis milagros y maravillas allí operados. Para que todos entonces finalmente puedan comprender el mensaje silencioso que Yo vine a traer en aquel lugar a través de Mis obras y milagros.
Y así, todos los corazones correspondan siempre más a Mi materno designio de amor y al designio del Padre Celeste que escogió este valle del Paraíba, que escogió esta bendita tierra de Aparecida y de Jacareí para ser el trono de Mis Gracias y el local donde finalmente Mi Corazón Inmaculado triunfará en el corazón de Mis hijos y prepararé a todos para la vuelta de Mi Hijo Jesús.
Por eso volví aquí en Jacareí, para terminar los planes comenzados hace 300 años atrás y dar a Mi Señor una nueva humanidad compuesta de hijos abrasados de amor por Él, llamas verdaderas de amor, llenas del amor filial, que darán a Él la perfecta adoración y el perfecto amor de todos los hijos.
A ti amadísimo hijo Marcos, Mi gran caballero, Mi llama incesante de amor y también a ti Mi amadísimo Carlos Tadeo, que tanto Me ama y que tanto trabaja y lucha por Mí. A ti que una vez más hizo más un cenáculo, rezó más un Rosario delante de Mi imagen entronizada en la plaza de Ibitira. A ti que no has medido esfuerzos para tornarme siempre más conocida y amada, digno padre de un digno hijo dado a Mí. A ti hijo querido, caballero de Mi Corazón y Mi esperanza, Mi consuelo y Mi alegría, Mamá también te bendice y te abraza ahora.
Y también bendigo a todos Mis hijos amados: de LOURDES… de APARECIDA… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Tú Señora podrías tener la bondad de tocar en estos rosarios que hicimos para la oración y protección de tus hijos?”
"Momento en que el Vidente Marcos alza los rosarios para ser tocados por la Madre de Dios."

(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios tocados por Mí lleguen, allá Yo estaré viva con los Ángeles y los Santos, llevando las grandes gracias del Señor.’
A todos nuevamente bendigo. A todos doy la Indulgencia Plenaria para los que rezan Mi Rosario todos los días y a todos dejo Mi paz.”

lunes, 9 de octubre de 2017

07 de Octubre de 2017 - Mensaje de Jesús y María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 07 de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO


MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

“Hijitos, hoy, Yo, Jesús, vengo con Mi Madre Santísima para decirles una vez más: ‘Amen el amor, amen Mi Sagrado Corazón que es amor, el amor Soy Yo.’
Vengo para decir que deben amarme como Mi Apóstol Juan me amó. Él que, a lo largo de su vida, Me amó con un amor tierno, profundo y sincero. Y amó también a Mi Madre con un amor profundo, tierno y verdadero.
Sí, ámenme como Juan, procurando siempre más darme ‘todo’, dar su ‘Sí’, dar su vida, dar su amor a Mí.
Ámenme como Juan. Él que estaba siempre cerca de Mí, siempre cerca de Mi Madre María Santísima y por estar siempre cerca de Ella, por amarla tanto, por ser tan amoroso, gentil, dedicado a Ella, cautivó Mi Sagrado Corazón y Me hizo amarlo y tornarlo el discípulo que Yo más amaba.
"San Juan Apóstol"
Ámenme y amen a Mi Madre como Juan amó, para que así, verdaderamente, ustedes puedan darnos ‘todo’ como él dio. Él nos dio su cuerpo, conservándolo siempre consagrado a Nosotros. Él nos dio su mente, pensando solamente en Nosotros, procurando solamente contentarnos, agradarnos, alabarnos, sirviéndonos en todo. Él nos dio su corazón, amándonos más que el padre y la madre, tanto que, cuando Yo miré para él y dije: ‘Ven y sígueme’, él dejó el padre y la madre, dejó su barco inmediatamente y Me siguió.
Él nos amó con todas sus fuerzas e incluso en el calvario, cuando Yo moría clavado en la cruz, él quedó al lado de Mi Madre Santísima y por eso, Yo lo escogí para tornarlo el primer hijo espiritual de Ella, el primero de entre ustedes, el primero de los innumerables hijos que Yo daría a Ella a lo largo de toda la historia de la humanidad.
Imiten el amor de Juan a Mí y por Mi Madre, y entonces, ustedes también serán amados de Mi Sagrado Corazón y del Corazón de Ella como Yo, como él, como Yo amé a Juan.
Ámenme, ámennos como Job, como Job Me amó, como Job amó a Mi Padre, ámenme como Job. Incluso habiendo perdido hijos, casa, riqueza, incluso habiendo perdido la propia salud, Job no blasfemó contra Mí, Job no se rebeló contra Mí y Mi Padre. Antes, Job permaneció fiel, Nos alabó y dio prueba de verdadero amor, porque el amor verdadero se conoce en la tribulación y en el sufrimiento. 
"San Job"
Ámennos como Job que, verdaderamente probó que Me amaba con obras, porque la fe sin obras es muerta. Y muchos dicen que Me aman y que creen en Mí cuando todo les sucede conforme a su gusto y conforme a su voluntad. Pero cuando les suceden cosas desfavorables, entonces, se rebelan contra Mí, blasfeman contra Mí y Mi Padre, se revelan, mostrando así una fe muerta, sin obras, sin amor.
Por eso hijitos, ámenme como Job Me amó, para que su fe sea verdadera, su amor sea verdadero y su santidad sea real. Y así, el mundo pueda seguirlos e imitarlos en el camino del verdadero y perfecto amor.
Continúen rezando la Coronilla de la Misericordia todos los días y viniendo aquí, para que Yo y Mi Madre continuemos su conversión. Yo Soy el amor y aquél que venga a Mí y viva en Mí, vivirá en el amor y Yo viviré en él.
A todos Yo bendigo con amor: de PARAY- LE -MONIAL…de DOZULÉ… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, hoy, nuevamente vengo para decir a ustedes: ‘Soy la Señora del Rosario, recen el Rosario todos los días.’
Quién rece el Rosario todos los días no será condenado, por el contrario, será amado por Dios y en el día de su muerte, verá Mi rostro en la hora de su tránsito y Yo misma con los Ángeles y Santos del Cielo, llevaré esa alma conmigo para el Paraíso.
Soy la Señora del Rosario, di Mi Rosario para Mi hijo Domingo, para que él convirtiese a los herejes con ello y esparciese esa devoción salvadora, esa oración poderosa, para todo el mundo, para así frustrar los planes de Satanás, salvar almas y obtener el mayor triunfo de Dios.
Recen el Rosario y propáguenlo como Mi hijito Domingo de Guzmán hizo, como Mi hijito Marcos hace y entonces, nuevamente volveré hacer gracias, milagros y conversiones retumbantes en la tierra como en el tiempo de Mi hijito Santo Domingo.
Soy la Señora del Rosario, a esta oración de poder Yo di todo el poder y todas Mis Gracias. Por eso, no habrá gracia que no sea alcanzada por la oración de Mi Rosario.  Récenlo, propáguenlo y entonces, verdaderamente, Mi Llama de Amor derramará las gracias eficaces de Mi Corazón sobre la tierra entera y Yo haré nuevamente con que la fe católica reflorezca, renazca donde ella secó y murió, y encenderé la llama de la fe católica donde ella no existe, trayendo a Mis hijos que aún están distantes de Dios para el conocimiento de la verdad, de Su Amor, de Su Gracia.
Soy la Señora del Rosario y a ustedes repito lo mismo que dije a Mi hijito Bartolo Longo, el Apóstol de Mi Rosario: ‘Si tú quieres salvarte y salvar las almas de los otros, propaga Mi Rosario.’
Propaguen Mi Rosario siguiendo el ejemplo de Mi hijito Marcos que, por obediencia y amor a Mí, hizo más de 300 Rosarios Meditados diferentes para tornarme conocida y amada. Ayuden a Mi hijo Marcos propagando los Rosarios Meditados para todos, para que así, todos lo recen y así, el mundo se convierta y tenga paz.
Yo Soy la Madre del amor y todo aquél que venga a Mí, conocerá el verdadero amor que es Dios, vivirá en el amor y Dios vivirá en esa alma.
Aquí donde di grandes señales para confirmar la verdad de Mis Apariciones, nuevamente pido: ‘Cambien sus vidas, abran sus corazones para el amor de Dios, para Mi Hijo Jesús que ya está volviendo en breve a ustedes en la gloria.’
A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de APARECIDA… de POMPEYA… y de JACAREÍ.”

EN BREVE EL MENSAJE PRIVADO PARA CARLOS TADEO NUNES, PADRE ESPIRITUAL DE MARCOS TADEO TEIXEIRA, VIDENTE DE JACAREÍ. 


martes, 3 de octubre de 2017

01 de Octubre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 01 de Octubre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, llamo a todos ustedes nuevamente a la oración del Santísimo Rosario.
La gran victoria de Satanás en el mundo y principalmente en el Brasil, fue haber hecho con que la oración de Mi Rosario no fuese más rezada en las familias.
Cuando ustedes quitaron la oración del Rosario y colocaron en el lugar las diversiones y programas de televisión, Satanás triunfó, haciendo con que en las familias muriese la lectura espiritual, la meditación y la oración, que son los gérmenes de la santidad. Y es por eso que disminuyeron tanto las vocaciones religiosas y también los Santos.
Si las familias rezasen y meditasen como la familia de Mi hijita Santa Teresita ¿Cuántas vocaciones no habrían? ¿Cuántos Santos nuevos no habrían?
Como el demonio hizo con que las familias fuesen dejando de rezar el Rosario progresivamente, también aumentó en las familias: el pecado, los vicios, las discordias, la desarmonía y toda la sociedad entró en corrupción.
Vuelvan a rezar Mi Rosario en las familias y aquella época de gran santidad y amor a Dios que había en el tiempo de los Santos del pasado, volverá de nuevo a las familias y al seno de las naciones.  Y entonces, muchas vocaciones religiosas habrán, muchos nuevos Santos habrán, habrá de nuevo almas abrasadas de amor por Dios que serán nuevas llamas ardientes de amor.
Recen el Rosario todos los días, porque así las familias de ustedes volverán a ser fuentes de nuevos Santos para el mundo.
Apresuren la conversión de ustedes, porque Mi Hijo Jesús está a las puertas, ya no hay muchos mensajes que darles. Por eso Mis hijos, vivan aquellos que Yo ya les di y conviértanse sin demora, porque Mi Hijo está más próximo que nunca.
Miren para las señales que Él está dando en la humanidad y ustedes comprenderán.
Recen el Rosario que es la única cosa que puede salvar el Brasil. Menos conversaciones y más oración del Rosario.
Deseo que ustedes abran sus corazones como nunca al amor en este mes que es todo Mío. Y cuando ustedes celebran los 300 años del hallazgo de Mi Imagen en este valle del Paraíba, electo y escogido por Mí de entre todos los valles del mundo para ser el valle de la bendición, el valle de la gracia, el valle de Mi Amor, el valle de la salvación, aquí realizo la obra del gran valle, la obra de la salvación de Mi Corazón Inmaculado en el Brasil que comenzó con tres humildes pescadores y terminará con este humilde y pobre niño que, con 13 años Yo escogí, y que por estos 26 años he guiado por el camino de la oración y del amor, y a través de él, de ese Mi hijo predilecto, guiado a ustedes.
Ahora Mis hijos, llevaré Mi gran obra al término y a su brillante conclusión con la realización de todos Mis planes maternos y el triunfo de Mi Corazón Inmaculado.
Dilaten sus corazones aún más a Mi Llama de Amor por medio de más oraciones, de más obras de amor por Dios y a Mí, para que finalmente, Mi Corazón pueda actuar poderosamente a través de ustedes para la salvación de todas las almas.
Si ustedes vivieren el amor, si ustedes se dejaren formar y plasmar por el amor de Dios, por Mi Llama de Amor, entonces, todo lo que es tierra, todo lo que es mundano, desaparecerá de sus corazones y en el lugar ustedes sentirán un amor a Dios, un amor a las cosas celestes, un amor a la Palabra y al mismo tiempo, un amor insaciable por las almas, que llevará a todos ustedes a donarse cada día más a Dios y a la salvación del prójimo.
Solamente con ese amor es que las obras de ustedes tendrán valor delante de Dios, porque lo que cuenta delante del Señor es el amor. E incluso el conocimiento más profundo de Dios y de las verdades eternas sin amor, de nada sirve.
Por eso, procuren conocer más a Dios, procuren conocerme más, la Madre de ustedes, por el estudio de la Palabra del Señor, de Mi vida y también de las verdades eternas, y al mismo tiempo dilaten sus corazones para un mayor amor a Dios, a Mí y a las almas. Amor que sólo viene por la oración, por la meditación y la apertura de sus corazones.
Abran sus corazones renunciando a la voluntad de ustedes y Dios se aproximará de ustedes con Su Amor y derramará en ustedes el amor.
Vivan de amor, sean amor.
A todos Yo bendigo con amor ahora: de FÁTIMA… de APARECIDA… y de JACAREÍ.”

jueves, 28 de septiembre de 2017

24 de Sepiembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María y de San Onofre a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 24 de Septiembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




(María Santísima): “¡Por siempre sean alabados Jesús, María y José!”
(Vidente Marcos): “Para siempre sean alabados… Sí, haré, sí… Sí, haré, sí… ¿Te gustó Señora de los que hice hoy? Qué bueno, qué bueno… Haré, sí… Yo quería agradecerte Señora por las dos señales que diste hace tiempo atrás y que nuestra querida Rafaela Bompianni reveló para ti Señora: aquella claridad que salía de mi cuerpo y que llegó hasta incluso a envolver a mi padre Carlos Tadeo y hasta iluminó a los guardias y a las otras personas que estaban a mi alrededor en la procesión. Y también aquella linda señal de aquellas palomitas de luz bajando sobre los peregrinos de Bahía llegando aquí… ¿Ángeles?... ¡Ah sí! Ángeles en forma de pequeños pájaros como en Zeitun… ¡Ángeles! Eran Ángeles… Sí… Sí… Yo diré, sí…”
(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Queridos hijos, hoy, llamo a todos ustedes nuevamente a la oración de amor.
Recen hasta que la oración de ustedes se torne alegría y amor en el corazón de ustedes.
Sin la oración, ustedes no pueden: ni amar a Dios, ni amarme, ni amar al prójimo.
Es por la oración que ustedes reciben el amor divino, el amor sobrenatural, para después darlo a los otros.
Y cuanto más ustedes rezaren, cuanto más ustedes se sacrificaren, más ese amor crecerá en sus corazones a ejemplo de Mi hijito Marcos que, a lo largo de los años, aumentó mucho Mi Llama de Amor sobrenatural en el corazón de él, rezando siempre más, sacrificándose siempre más y soportando con amor y paciencia el sufrimiento por Mí siempre más.
Cuanto más ustedes rezaren, hicieren sacrificios y sufrieren por Mi Amor, cuanto más ustedes trabajaren arduamente por Mí como Mi hijo Marcos, más y más esa llama de amor crecerá en sus corazones. Y entonces, ustedes verdaderamente amarán a Dios, Me amarán y amarán al prójimo como Mi hijo San Benito amó, como Mi hijo San Juan Bosco amó, como todos los Santos amaron.
Los Santos sólo aumentaron esa llama de amor en los corazones de ellos rezando siempre más, sacrificándose siempre más y trabajando siempre más por Dios y por Mí. Así, esa llama de amor en ellos alcanzó un grado tan grande que, si fuese fuego natural, quemaría no solamente las ciudades donde ellos vivían, pero hasta sus países y todo el mundo.
Así también es la llama de amor de Mi hijito Marcos. Sigan el ejemplo de esos Mis hijos predilectos y ustedes también tendrán una gran llama de amor que incendiará todo y todos a la vuelta de ustedes, transformándolos también en llamas incesantes de amor.
Apresuren la conversión de ustedes, porque la vuelta de Mi Hijo está próxima y antes de ella: el Aviso.
Recen, recen especialmente por la conversión de las almas consagradas a Dios que, infelizmente abandonaron el servicio de Dios, volviendo al mundo y a sus placeres. Y también recen por aquellas almas que fueron llamadas por Dios a seguirlo más de cerca en la vida consagrada y no quisieron. Porque en el día del Aviso, esas serán las almas que más sufrirán y muchas de ellas inclusive morirán, ‘tamaño dolor’ sentirán cuando el Espíritu Santo les muestre en Su Llama Ardiente de Amor y de Verdad, de Justicia, su vida toda llena de infidelidades a Dios y de traiciones al amor de Él.
Recen, por lo tanto, por esas almas, para que se conviertan y vuelvan luego a los brazos del Señor que las escogió con amor de preferencia. Para que dejando de ser indignas del gran amor que recibieron, de la gran honra que recibieron del Señor, puedan en el día del Aviso, estar verdaderamente en paz, reconciliadas con el Señor y repletas de Su divino amor en sus almas.
Recen, recen hasta que la oración sea alegría para ustedes. En el corazón de quién reza, no hay lugar para la desesperación.
Recen, recen, recen Mi Rosario todos los días, porque con ello ustedes se tornarán Grandes Santos un día y tendrán Mi Llama de Amor en plenitud.
Quién persevera en la oración de Mi Rosario, jamás morirá en pecado y miseria espiritual.
A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de TURÍN… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE SAN ONOFRE
“Amados hermanos Míos, Yo, Onofre, siervo del Señor, siervo de la Madre de Dios Inmaculada, vengo hoy nuevamente y les digo: ‘Sean amor en este mundo sin amor, rezando siempre más hasta que la oración abrase los corazones de ustedes con el puro y vivo amor de Dios.’
Sean amor, quitando fuera del corazón de ustedes todo el sentimiento de amor a las cosas mundanas y colocando en el lugar, los sentimientos de amor para con las cosas celestiales.
Para eso, es necesario el don de la piedad, que ustedes deben pedir insistentemente en la oración y rezar, rezar, rezar hasta conseguirlo, hasta que ustedes sientan el gusto por la oración, por la lectura espiritual, por la lectura de la vida de los Santos, de Nuestra Reina Santísima y de ocupar el tiempo de ustedes con las cosas de Dios.
Entonces, poco a poco, el mundo saldrá de los corazones y de las almas de ustedes y el Cielo se acercará de sus corazones y de sus almas, y la presencia de Dios con todo aquello que es del Cielo: la paz, el amor, la bienaventuranza, la justicia, la templanza, la sabiduría, la ciencia, el consejo, el temor de Dios, la piedad, la alegría, la magnanimidad, todo eso entrará en sus corazones y llenará los corazones de ustedes de amor, de paz y de todos los dones y gracias del Cielo.
Entonces, verdaderamente, ustedes serán señal de amor y vencerán los corazones duros por la bondad, por el amor, por el poder del amor. Entonces, Satanás y todas sus obras para destruir los hombres y el planeta en que ustedes viven, Satanás será finalmente aplastado con todos sus esfuerzos, será aplastado por el poder del amor, será el amor que salvará el mundo.
Sean amor y a través de ustedes serán salvas muchas almas, inclusive las almas de ustedes.
No hay fuerza en el mundo mayor que la fuerza del amor, ese es el mayor poder. Y si ustedes tuvieren el amor sobrenatural en sus corazones, la Llama de Amor de la Madre de Dios, ustedes vencerán todo, ustedes harán todo, ustedes derrotarán todo el mal y ustedes conquistarán todas las almas, todos los corazones para Dios, como hizo San Juan Bosco y todos Nosotros, los Santos.
Recen el Rosario todos los días, pues con ello, ustedes obtendrán la Llama de Amor en plenitud y con ella ustedes conseguirán hacer todo, vencer todo y ser todo, ser amor.
Yo, Onofre, ayudaré a ustedes con Mis méritos y Mis oraciones, ofreciendo todo al Señor para alcanzar para ustedes la gracia de la llama de amor que nadie pide y que es la gracia más necesaria. Quién la tiene, tiene ‘todo’, quién la tiene, en verdad tiene al propio Dios, pues, con el amor arrebata el Corazón del Señor y obtiene de Él todo cuanto necesita.
Yo, Onofre, bendigo a todos y especialmente a ti Marcos, Mi tan caro y querido hermano. Y también a ti Mi amadísimo hermano Carlos Tadeo, que Yo amo y protejo ya desde hace mucho tiempo, pues, ya conocía y sabía que tú estabas destinado para ser el padre espiritual de Nuestro amadísimo Marcos, como San Juan Bosco fue de Domingo Savio.
Sí, prometo Mi protección a ti siempre, estaré siempre a tu lado para defenderte, ayudarte y guardarte. Yo te amo y nunca saldré de tu lado. Estaré siempre 10 pasos a tu frente para guardarte y 10 pasos atrás de ti para protegerte, acompañarte y resguardarte. Nunca te dejaré y sobre ti siempre extenderé Mi Manto de amor y luz para darte la paz, sabiduría, amor y confort en todos tus sufrimientos.
A todos los que están aquí bendigo y pido por fin: ‘Den 10 Rosarios Meditados número 42 para 10 hijos de la Madre de Dios conocieren ese Rosario, que es tan bello, tan profundo y cuyos mensajes son tan urgentes. Es necesario que las almas conozcan ese Rosario, que lo recen y atiendan los Mensajes de la Madre de Dios en ellos grabados.’
Vayan y lleven a los hijos de Ella, a Nuestros hermanos, rápidamente ese Rosario. Para que entonces, puedan convertirse por medio de ello, recibir de la Madre de Dios la salvación del Señor, la gracia y la paz.
A todos Yo bendigo ahora con amor y sobre todos derramo Mi paz.”


domingo, 24 de septiembre de 2017

22 de Septiembre de 2017 - Mensaje de San José a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 22 de Septiembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



MENSAJE PRIVADO DE NUESTRO PADRE SAN JOSÉ A CARLOS TADEO NUNES
“Mi hijo Marcos, trasmite este Mi Mensaje para Mi hijo predilectísimo Carlos Tadeo:
Carlos Tadeo, Mi hijo amadísimo, hoy, en el aniversario de la Aparición en que di la bendición a Mi fuente milagrosa en este santísimo lugar, Yo vengo para decirte que Yo te amo con todo el ardor de Mi Amantísimo Corazón.  
No temas nada nunca, porque Yo estoy siempre junto de ti en todas partes y nunca te dejaré solito. Mi mano derecha está siempre delante de ti y Mi mano izquierda está siempre atrás de ti para guardarte y protegerte.
Tú eres Mi hijo muy amado en el cual encuentro Mis delicias y consolaciones, pues tú amas a Jesús y María con todo tu corazón y con todas tus fuerzas, y por eso, tú Me das el mayor consuelo y alegría que un alma podría darme: ver a Mis dos amores, Jesús y María, verdaderamente amados, obedecidos y queridos por un alma lleno de amor.
Tú eres Mi reflejo donde siempre más muestro la belleza de Mi luz de santidad y gracia paternales, para que el alma de Mi hijo Marcos pueda comprender mejor Mi Amor Paternal por él.
Tú eres Mi diamante precioso donde incido cada vez más fuerte Mi luz paterna, para que los reflejos de ella iluminen siempre más el alma de Mi hijo Marcos y la calienten con Mi Llama de Amor.
A través de tu amor, Mi Marcos sentirá más fuertemente Mi Amor y del Padre Eterno, y así, Mi Amor en tu amor, curará el corazón de él completamente de las heridas y dolores profundos que trae acumulados en él.
Tú debes ser la continuación de Mi ‘Sí’ a Jesús y María en la tierra, y a través de ti y del amor que tú tendrás por Nuestro hijo Marcos, haré con que las almas entiendan cómo Yo amé a Jesús, sin embargo, Yo no fuese Su Padre biológico y cómo Él Me amó con amor ardiente, sin embargo, Yo fuese Su Padre Adoptivo.
Entonces, las almas sentirán la necesidad de amarme más y así, Yo podré hacer en ellas maravillas de amor. Ama por lo tanto al hijo que Mi Esposa Santísima, María, te dio, pues, es a través de tu amor que grandes gracias interiores serán hechas en él y grandes cosas serán enseñadas a muchos.
Tú eres Mi alegría, Mi consuelo y esperanza en medio de tantas almas duras de corazón y espiritualmente ciegas y muertas.
De entre billones de hombres, Yo te escogí para que tú seas Mi vaso electo, donde derramo Mis gracias de amor y Mi jardín, donde siempre encuentro las flores y frutos más bellos de amor y obediencia.
Todos los miércoles y en el primer domingo de cada mes, a las 9 horas de la noche, te daré una bendición especial y en el día de Mi nacimiento, el 10 de Febrero, en el día de Mi muerte, el 19 de Marzo, y en el aniversario de Mi fuente milagrosa, te daré la indulgencia plenaria y 79 gracias de Mi Amantísimo Corazón.
La paz Mi hijo amado, Yo te amo y estaré a tu lado siempre. Yo te bendigo: de NAZARET… de BELÉN… y de JACAREÍ.”

lunes, 18 de septiembre de 2017

17 de Septiembre de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 17 de Septiembre de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




(Vidente Marcos): “Sí… Sí… Haré, sí… Sí mi Reina, haré… Sí mi Madre, haré… Haré, sí… Y estos Señora ¿Dónde quieres que yo coloque? En la Coronilla de la Misericordia, sí… Sí… Sí, haré, sí… Ahora yo podré hacerlo. Sí… ¿Tú Señora quieres que yo incluya eso en ella? Sí… Es que de allá yo no tengo nada, porque allá yo nunca fui. También no conozco a nadie… Entendí, sí… Haré… Sí, haré, sí…”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Queridos hijos, hoy, cuando ustedes ya están más próximos del día del aniversario de Mi Aparición en La Salette y aún están celebrando aquí Mi Aparición allá, quiero decirles: ‘Recen el Rosario para que todos Mis hijos se conviertan y atiendan Mi Mensaje de La Salette, cambiando sus vidas y viviendo la verdadera vida en Dios, o sea, en la gracia, en el amor y en la paz.’
Solamente así, Mis lágrimas dejarán de correr de Mi rostro, lágrimas que, desde la época de Mi Aparición en La Salette hasta hoy, nunca cesé de derramar. En verdad no hay recipiente en el mundo que pueda contener Mis lágrimas, y si el mar un día secase, Yo podría de nuevo llenarlo con las lágrimas que Yo derramo durante todos estos años por la pérdida de Mis hijos, sobre todo, la pérdida de Mis hijos consagrados a Dios, aquellas almas que habían dado sus vidas y sus corazones a Mi Hijo Jesús y a Mí en la vida consagrada, y volvieron al mundo, dedicándose únicamente a perderse en el pecado y a vivir lejos del amor de Nuestros Corazones.
También son muchas las lágrimas que Yo derramo por aquellas almas que fueron escogidas por Mi Hijo Jesús y por Mí, que oyeron el: ‘Ven y sígueme’, pero dijeron que tenían muchas cosas que cuidar en el mundo, que tenían su corazón enamorado por esta o aquella persona, por este o aquel placer y por causa de eso rehusaron, se rehusaron a dar sus corazones a Mi Hijo Jesús y a Mí.
Sí, una gran espada de dolor está clavada en Mi Corazón y lágrimas bajan de Mis ojos copiosamente hasta hoy. Para consolarme, vine a Jacareí para resucitar Mi Mensaje de La Salette, usando para eso a Mi obedientísimo hijito Marcos, que nada sabía de esta Aparición. Entonces le hablé de La Salette, de Mi Secreto, y a través de él, llamé la atención de todos Mis hijos para esta Mi Aparición que estaba virtualmente olvidada y despreciada. Y entonces, gracias a Mi hijito Marcos, resucité Mi Mensaje de La Salette, tornándolo presente, conocido, amado, obedecido, vivido por tantos millares de Mis hijos.

Sí, en estos Mis hijos soy amada, soy consolada, soy verdaderamente glorificada con un amor puro y simples, como era el amor de Mis Pastorcillos Maximino y Melania, y es por eso que aquí, en Jacareí, terminaré todo aquello que comencé en La Salette. Y es por eso que pedí a Mi hijito Marcos que haga una nueva película: ‘De La Salette a Jacareí’, para que entonces, Mis hijos finalmente comprendan que Mi plan de salvación finalizará aquí, y ustedes están a punto de ver a Mi Hijo Jesús volviendo en Su Gloria para renovar los Cielos y la tierra.
Dejen para este mundo que ya está condenado a desaparecer, aquello que es de él, y vivan la vida de los escogidos, la vida celeste, la vida de los verdaderos hijos de Dios que es amor. Sean por lo tanto amor, vivan en este amor ágape, sobrenatural, para que ustedes entonces Mis hijos, en breve, puedan entrar en los nuevos Cielos y la nueva tierra, que será una tierra de amor y donde sólo entrarán aquellos que saben amar, aquellos que tienen el amor-filial, sobrenatural, ágape por Dios, por Mí y también por el prójimo. Así, ustedes verdaderamente podrán vivir con Mi Hijo Jesús y Conmigo, y allí todas las lágrimas de sus ojos finalmente serán enjugadas, porque las cosas antiguas de este mundo habrán desaparecido. 

Sean las coronas de rosas que todos los días llevan Mis Mensajes al conocimiento de Mis hijos, esparzan Mi Aparición en La Salette y Mi Secreto, vayan por todos los caminos haciendo los cenáculos y los grupos de oración que Yo pedí, para convertir a Mis hijos para enseñarlos el amor-filial a Dios, el amor ágape, la oración. Así, ustedes serán verdaderamente esas rosas místicas en torno a Mis pies, que junto Conmigo, llevan la luz de la gracia de Dios, llevan el amor y la salvación a todos Mis hijos.
Sean la corona de rosas de Mis pies, descansando Mi alma materna, cansada de tanto recorrer el mundo en tantas Apariciones, procurando amor, procurando almas víctimas que quieran dedicar sus vidas a Mí para luchar y sufrir Conmigo por la salvación de Mis hijos sin encontrar.
Sean esas rosas místicas que dedican sus vidas a Mí, para ayudarme a salvar a Mis hijos. Entonces, ustedes descansarán Mi alma, descansarán Mis pies, cansados de recorrer todos los senderos del mundo, llamando a Mis hijos a la conversión sin ser oída. Entonces, Mi alma materna, Mi Corazón descansará, reposará en ustedes, en ustedes encontrará, hallará finalmente: amor, consolación, cariño, comprensión, retribución y amor.
Y entonces, en ustedes, Mi plan de amor se realizará, Mi Llama de Amor se irradiará poderosamente, de corazón a corazón, abrasando todos ellos en Mi gran Llama de Amor. Y entonces, el mundo finalmente será salvo por el milagro de amor de Mi Llama de Amor y se cumplirá aquello que Yo dije en La Salette: ‘Que en el final todo sería renovado, Dios sería de nuevo servido y adorado.’ Y se cumplirá Mi profecía de Fátima: ‘Que por fin, Mi Inmaculado Corazón triunfará.’
Sean las rosas místicas en torno de Mis pies, rezando el Santo Rosario todos los días, sirviéndome, trabajando por Mí para tornarme más conocida y amada como Mi hijito Marcos. Entonces, en el trabajo de ustedes, en la oración de ustedes, Mi Corazón Inmaculado descansará en ustedes y en ustedes verdaderamente se complacerá, derramando en ustedes y en sus almas, todas las grandiosas gracias que están retenidas en Mi Corazón, porque no hay quién las quiera, no hay quién las pida a Mí.
Entonces, en ustedes haré maravillas y el mundo finalmente conocerá el amor de la voz que clamaba en lo alto de la montaña, la voz de la Madre del Cielo, que a todos Sus hijos aún hoy, llama a entrar en el refugio seguro de Su Inmaculado Corazón y de Ella recibir la paz, el amor y la salvación del Señor.
A todos Yo bendigo con amor y especialmente a ti Mi amadísimo hijo Marcos, que con esta primera película de La Salette que tú hiciste para Mí, consolaste enormemente Mi Corazón Inmaculado, quitando de él aquella dolorosísima espada que estaba clavado hace 150 años, sin que hubiese nadie que la quitase. Sí, millones de Mis hijos conocieron La Salette por causa de esta película que tú hiciste para Mí. Y ahora Mi Aparición de La Salette, Yo, la Reconciliadora de los pecadores de La Salette, soy más conocida, recordada y amada. A ti que Me hiciste conocida y amada de tantos de Mis hijos, tú que conquistaste tantos corazones para Mi Aparición en La Salette, a ti bendigo especialmente con amor.
También te bendigo Mi amadísimo hijo Carlos Tadeo, Mi y tu hijo Marcos Me transmitió tu abrazo. Continúe divulgando La Salette juntamente con tu hijo, para que entonces, a través de ti, también muchas almas conozcan Mis lágrimas, Mi dolor, el clamor de lo alto de la montaña, para que entonces, Yo pueda a través de ti, derribar el reino infernal de Mi enemigo en los corazones, en las almas y levantar en ellas Mis ciudades místicas de amor, de oración y de obediencia al Señor.
Tú juntamente con el hijo que te di, eres Mi heraldo de La Salette. Ve y anuncia Mi Mensaje a todos Mis hijos, para que entonces, ellos Me amen y así, Mi triunfo sea apresurado.
A todos Mis hijos que aman Mi Aparición en La Salette, a todos Mis hijos que ayudaron a Mi hijo Marcos a hacer estas películas de La Salette, que tanto Me consuelan y aplastan la cabeza de Mi enemigo, a todos que también los divulgan con amor, Yo bendigo ahora: de LA SALETTE… de KEREZINEN… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Tú Señora puedes tocar en estos rosarios y objetos santos que hicimos para la protección y la oración de tus hijos?... Sí… Sí…”
(María Santísima): “Conforme ya dije: ‘Adonde quiera que unos de estos rosarios, cuadros lleguen, allí Yo estaré viva, llevando las grandes gracias y bendiciones del Señor.’
A todos, a ti Mi amadísimo hijo Marcos, a ti también amadísimo hijito Marcos Augusto, que ayudaste a Mi hijo Marcos a ir a La Salette, a hacer la película de Mi Aparición para la conversión y salvación de Mis hijos.
A ti Mi amadísimo hijito Carlos Tadeo, hijo que Yo tanto amo, bendigo y agradezco por el abrazo que tú Me mandaste. Mamá te ama mucho. Tú eres Mi esperanza, Mi consuelo juntamente con Mi hijito Marcos.
Adelante. Vayan y lleven Mi Mensaje de La Salette a todos.
A todos bendigo nuevamente, dejo Mi paz. Queden en la paz del Señor.”