Vistas a la página totales

lunes, 21 de agosto de 2017

20 de Agosto de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 20 de Agosto de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com


MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
“Mis hijos, hoy, llamo a todos ustedes nuevamente al amor, al amor sobrenatural, busquen ese amor por la oración profunda. Abran sus corazones al amor sobrenatural por medio de una voluntad firme y de un gran deseo de tener ese amor, de poseerlo, vivirlo y donarlo a todos.
Si ustedes tuvieren el amor sobrenatural, ustedes sobrenaturalizarán todas las cosas, vivirán el amor ágape incluso en las menores acciones, incluso en las menores actitudes de cada día y ustedes purificarán todo, aquello que ustedes hicieren, todo será purificado y santificado por el amor.
Recen Mi Rosario todos los días, pues con Mi Rosario, ustedes verdaderamente vivirán el amor ágape en toda su plenitud, y ustedes verdaderamente darán al mundo el ejemplo verdadero, perfecto del verdadero amor.
Pido a ustedes también Mis hijos que ustedes divulguen para Mis hijos, 10 películas de la vida de Mi hijo San Juan María Vianney. Es preciso que el mundo conozca, conozca la vida de Mi hijo. Yo ya pedí eso este mes y pido nuevamente a ustedes: ‘Que ustedes den 10 películas de la vida de él, hechos por Mi amadísimo Marcos que, obedientísimo, hizo para ustedes. Para que entonces, Mis hijos conozcan el modelo perfecto del verdadero amor ágape que deben seguir.’
Deseo que den también 10 películas de la vida de Mi hija Verónica Giuliani, pues en la vida de ella, también el amor ágape, el amor sobrenatural, brilló como nunca. E imitándola, todos ustedes podrán vivir el amor ágape perfectamente y así, irradiar Mi Llama de Amor para todos los corazones.
Cuando el amor ágape, el amor sobrenatural, la divina caridad, entra en un corazón, lo toma, lo llena completamente y todo aquello que la persona hace, hace por amor a Dios y por amor al prójimo. Sus objetivos y sus intenciones están encima de la tierra, sus objetivos son como los de Dios: los objetivos eternos, y todo lo que aquella persona hace, hace teniendo en vista y con el fin, el bien del prójimo, la felicidad eterna del prójimo e irradiar el amor divino para el prójimo.
Si ustedes tuvieren este amor Mis hijos, entonces, ustedes harán todo con amor sobrenatural y las acciones de ustedes darán gloria a Dios, darán gloria a Mí y tocarán los corazones de sus hermanos, haciéndolos conocer la esencia de Dios que es amor.
Aquí donde Yo di Mi Sagrada Faz para ustedes, deseo que ustedes la contemplen muchas y muchas veces, porque a través de ella, ustedes sentirán Mi presencia, sentirán Mi Amor, comprenderán el amor ágape que deben tener, sus corazones se abrirán como flores para recibir los rayos de ese amor y entonces, verdaderamente, con ese amor, con sus corazones llenos de ese amor, ustedes irradiarán ese amor a todo el mundo y el mundo creerá en el verdadero Dios que es amor.
A todos Yo bendigo: de LOURDES… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “Querida Madrecita del Cielo ¿Tú Señora puedes bendecir estos Escapularios que hicimos para la protección de tus hijos? Gracias Madrecita. Hasta breve.”

19 de Agosto de 2017 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 19 de Agosto de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA



“Queridos hijos, hoy, cuando ustedes se alegran por el resultado del análisis de Mi Sagrada Faz, hecha por Mi queridísima Rafaela Bompianni, digo a ustedes: ‘Mi Faz es amor y todo aquél que mire para ella, recibirá poco a poco Mi Llama de Amor.’

Contémplenla, recen delante de ella y Mi mirada de amor llenará poco a poco sus corazones de amor.
En verdad Yo digo: ‘Aquél que contemple Mi Sagrada Faz y que la entronice en su casa, no será alcanzado por los rayos de la Justicia de Dios, pero antes, recibirá en abundancia la misericordia divina.’
Que esta faz sea conocida por el mundo entero, por todos Mis hijos, y que todos ellos vengan delante de Mi Sagrada Faz pidiendo gracias y las recibirán en abundancia, sobre todo, la paz.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días. Con ello, siempre más abrasaré a ustedes con Mi Llama de Amor. Dilaten sus corazones todos los días con el Rosario, con obras de amor, con Mi Llama de Amor, para que ella crezca siempre más en sus corazones.
Continúen rezando todas las Coronillas que les pedí aquí. Por medio de ellas, siempre más daré a ustedes, gracias de amor y al mundo, la misericordia del Señor.
Agradezco a Mis hijos amadísimos de Salesópolis que vinieron caminando hasta aquí hoy, haciendo oración y penitencia. Gracias queridos hijos, gracias por ese sacrificio. Ustedes salvaron 289 mil almas con ese sacrificio. Gracias. Que ustedes sean ahora bendecidos con la abundancia de las gracias de Mi Corazón Inmaculado.
Y sobre todos Mis hijos amados que aquí están también, derramo copiosamente Mi bendición: de LOURDES… de FÁTIMA… y de JACAREÍ.”

(Vidente Marcos): “Sí, hasta breve, hasta breve Madrecita.”


viernes, 18 de agosto de 2017

13 de Agosto de 2017 - Mensaje de Dios Padre, la Virgen María y Santa Filomena a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 13 de Agosto de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



FIESTA DE DIOS PADRE EN JACAREÍ


MENSAJE DE DIOS PADRE

“Amados hijos Míos, hoy, Yo, Su Padre, vengo a ustedes en el día de Mi fiesta para bendecirles y para nuevamente decirles: ‘Les amo, les amo con todas Mis fuerzas.’
Les amo con todas Mis fuerzas, por eso les creé, quité al hombre de la nada, lo llamé al existir, le di todos los dones preternaturales y naturales para que él fuese feliz eternamente y poseyese por herencia Mi Reino, siendo feliz a Mi lado eternamente en el Paraíso.
Pero el hombre por su egoísmo y su maldad, amándose más a sí mismo de que a Mí, y prefiriéndose a sí mismo de que a Mí, traicionó Mi Amor, renegó Mi Amor, despreció todo lo que Yo había hecho por él y se rebeló contra Mí.
Incluso habiendo pecado y tornándose un hijo renegado, Yo no lo abandoné, antes, mandé profetas tras profetas para llamarlo de vuelta a Mi casa, para llamarlo de vuelta a Mí, pero el hombre continuaba rebelado y negándose a volver a Mí.
Entonces por fin, mandé a Mi propio Hijo para llamarlos de vuelta a Mí, pero ellos no quisieron, despreciaron a Mi Hijo, rechazaron a Mi Hijo y lo crucificaron. Allí en la cruz les mostré el mayor amor que existe: el mayor amor ágape, Mi Amor por ustedes dando a Mi Hijo en sacrificio como rescate de sus almas, como paga de la deuda que el hombre tenía Conmigo y que era incapaz de pagar.
Sí, al entregar a Mi Hijo a la muerte para salvarles, les di la mayor prueba de Mi Amor por todos ustedes. Por eso les digo: ‘Les amo con todas Mis fuerzas y es en la cruz de Mi Hijo que ustedes pueden ver más claramente cómo es grande Mi Amor por ustedes, porque como bien dijo Mi hijo predilectísimo Marcos Tadeo: Nunca se oyó decir que un padre hubiese dado a su hijo legítimo a la muerte para salvar a un hijo adoptivo, desobediente, ingrato, rebelde y traidor. Y mientras tanto, Yo hice eso con ustedes, con el hombre, entregando a Mi único Hijo a la muerte, para que ustedes pudiesen vivir.’
Entregué a Mi Hijo a los más crueles sufrimientos para librarles de los horribles sufrimientos del fuego del infierno. ¿Qué mayor amor Yo podría tener por ustedes? Por eso les digo: ‘Les amo con todas Mis fuerzas y lo que quiero de ustedes es un amor fiel, leal, puro y verdadero, como el de Mi siervo Job. Sí, él verdaderamente Me amó. En su época no había hombre alguno como él: obediente, temiente a Mí, fiel observador de Mis Mandamientos, íntegro, recto, justo.
Mi enemigo Me pidió permiso para quitar todo de él con la certeza de que Job se rebelaría contra Mí, se volvería contra Mí y Me traicionaría también. Yo permití y Mi enemigo quitó de él: sus bienes, los hijos, la casa, la riqueza y por fin hasta la salud. Y mientras la mujer de Job decía para él blasfemar contra Mí, Job con toda la paciencia y amor respondía: ‘Aunque Él me mate, yo confiaré en el Señor.’
Sí, nunca hubo un amor como el de Mi siervo Job por Mí, con excepción de Mi Hija Predilectísima María y de José, nunca hubo un amor así. Por eso les digo: ‘Imiten a Mi siervo Job en el verdadero amor a Mí, porque es este amor que Yo quiero de ustedes.’
Sí, un amor que por Mí todo sufre, todo soporta, un amor que todo espera, todo cree. Job creyó en Mi Palabra, esperó por Mi Providencia y por fin, cuando todas sus virtudes habían sido todas testadas y probadas por Mi enemigo, Yo entonces devolví a Job el doble de los bienes que tenía y lo coroné de nuevo de gloria y de victoria. Porque al justo que todo sufre por Mí y que Me ama principalmente en la penuria, en el sufrimiento y no traiciona Mi Amor, a ese Yo daré no sólo el doble como di a Job, pero 100 veces más, como galardón en el Reino Eterno que preparo para los que Me aman.
Imiten Mis hijos el amor de Job por Mí, para que ustedes verdaderamente puedan tener el amor que Yo quiero: el amor puro, el amor leal, el amor fiel, el amor abrasado, el amor que todo sufre, todo soporta por Mí, el amor que en Mí espera, el amor que no Me traiciona jamás.
En los momentos de sufrimiento cuando les dijeren: ‘Si Dios existiese, tú no estarías sufriendo ahora.’ Ustedes deben decir: ‘Aunque Él me mate, yo confiaré en el Señor.’ Imiten a Job y verdaderamente tendrán el amor fiel, leal, una fe firme y verdadera que por Mí en el debido tiempo, será recompensada como a Job con la victoria.
¿No ven lo que hago con Mi hijito Marcos? Él en el comienzo de las Apariciones, tan pobrecito, era tan perseguido, calumniado, amenazado por Sacerdotes, por personas malas. Mientras tanto, confió en Mí, esperó en Mí y como Job siguió fiel a Mí. ¿Y ahora Yo no corono la perseverancia de él con la confirmación de estas estruendosas señales que aquí Yo produje con Mi Hija Predilectísima María en favor de él? ¿Yo no estoy mostrando para todos la verdad de Mis Apariciones aquí con Mi Hija María y todo el Cielo, y confirmando la honestidad, la sinceridad, la integridad, la virtud de Mi hijo Marcos?
Es así que Yo premio la perseverancia, la constancia y la fidelidad de Mis Justos. Sean así también y en el fin verán cómo Yo les justificaré, defenderé y coronaré de victoria delante de todos sus enemigos. Sigan en frente rezando el Rosario de María, pues por el Rosario de Mi Hija Predilectísima, ustedes llegarán a tener el mismo amor, la misma confianza que Job tenía en Mí.
Sigan haciendo Mi Hora, pues por ella, Yo colmaré sus corazones de una gran llama de amor, la Llama de Mi Amor Ágape, que les transformará verdaderamente en llamas vivas de amor.
Amadísimo hijo Carlos Tadeo, cuanto alegras Mi Corazón estando aquí estos dos días con Mi Hija Predilectísima María. Quiero que sepas que cuando Yo dije a Noé que enviaría el diluvio al mundo y Noé se puso a construir el arca sobre Mis órdenes, quédate sabiendo que en el arca revelé a Noé tu existencia con tu hijo Marcos Tadeo. Y dije a Noé: ‘No solamente por causa de tu fidelidad, no solamente por causa de la Madre de Mi Hijo que un día será tu descendencia, pero también por causa de estos dos hijos predilectísimos Míos no exterminaré de una vez por todas el mundo. Pero todavía concederé misericordia, haré con que las aguas del diluvio bajen y salgas del arca, para nuevamente poblar la tierra hasta que, en la plenitud de los tiempos, Yo envíe a la Madre de Mi Hijo con Él a la tierra para redimir a la humanidad. Y después, en el fin de los tiempos, enviaré a esos Mis dos hijos predilectísimos para terminar con la Madre de Mi Hijo la obra de Mi salvación.’
Por eso hijo Mío, alegre tu corazón, porque fue también por ti y por Mi hijo Marcos Tadeo que no exterminé de una vez por todas la raza humana. Ya que vales tanto para Mí con tu hijo, ya que eres tan amado por Mí, exulta de alegría, vive sólo para Mí como Job y en todo y por todo amarme como Job Me amó. Y Yo mismo te bendeciré de una forma que no puedes imaginar y por medio de ti Yo haré prodigios para la salvación de Mis hijos, también colmándolos con Mi Amor y con Mis Gracias.
Mi amadísimo hijo Marcos, quédate sabiendo que por tu causa Yo bendigo este país, bendigo los cultivos y plantaciones de tu país. Sí, verdaderamente las abundancias de las plantaciones de tu país se deben al hecho de que estés aquí en el Brasil, de haber nacido y de amarme aquí y amar a Mi Hija Predilectísima María. Tu obediencia a Nosotros, tu fidelidad, tu servicio, tu dedicación, conmueven Mi Corazón y Me hacen bendecir este país, para que él sea tan próspero tanto en las plantaciones, tanto también en las otras actividades humanas.
Hay muchos pecados aquí en esta nación, pero no los tomo en consideración como debería por tu causa y los pecados de esta nación que deberían arruinar los cultivos, arruinar tantas cosas, no hacen eso por causa de tu obediencia y fidelidad que traba el castigo que ellos merecían. Mi hijo, si esta nación es tan próspera en tantas cosas, es gracias a ti, por tu causa bendigo esta nación, por tu causa también bendigo esta Ciudad y bendigo a todos cuantos se aproximan de ti.
Es bien verdad que Mis hijos justos de este tiempo son probados como Job, pero a ellos nunca faltará Mi Providencia si se aproximaren de ti con verdadero amor, si supiesen amar a María Reina y Mensajera de la Paz con amor puro, filial y si también supiesen comprender, amar y ayudar a ti en tu misión. Entonces hijo, quedes sabiendo que gran parte de la abundancia que existe aquí en el Brasil es por tu causa que eso sucede. Si no estuvieses aquí, si no fueses tan dedicado a María y a Mí, ¡Ay del Brasil! Sería una tierra miserable donde aparte de la violencia, imperaría la miseria, el caos total.
Hijito, ya que eres tan amado por Mí, sigue amándome y amando a María como has hecho con este amor sobrenatural y pleno, que siempre tuviste por Nosotros. Ámanos con todas las fuerzas de tu corazón. Cuanto más nos amares, más este amor recaerá sobre ti como una lluvia de fuego ardiente que aún más abrasará tu alma y a todos cuantos estuvieren más próximos de ti.
Hago esto para que todos sepan cuanto Soy enamorado por ti, cuanto te amo y cuan orgulloso Yo Soy, cuan feliz Yo Soy de ser tu Padre. Ve y sigue anunciando Nuestros Mensajes hoy, mañana y después de mañana, para que entonces, en breve, cuando Yo venga con Mi Hijo para renovar y restaurar todas las cosas, Yo pueda coronarte y declararte Mi hijo delante de todas las naciones. Ve Mi pequeño profeta, Mi pequeño Moisés, habla a las naciones, exalta Mi Nombre, Yo te amo, Yo estaré siempre contigo y seré Yo que hablaré a Mis hijos por medio de ti.
A todos hoy en el día de Mi fiesta abrazo y digo: ‘Este lugar sagrado es la última tabla de salvación, la última y suprema misericordia que tengo para con ustedes. Abrácenla si no quieren hundirse y perecer. Abracen esta gracia para que verdaderamente ustedes puedan recibir de Mí por las manos de María, Mi Hija Predilectísima, la salvación que para ustedes ofrezco y con tanto amor vengo aquí proporcionarles.’
Les bendigo a todos, bendigo especialmente a Mi hija Rafaela Bompianni y Renata Bompianni, que dieron a Mí hoy, en el día de Mi fiesta, esta inmensa alegría, confirmando el bulto sagrado de Mi Hija María Santísima y Su Sagrada Faz. Al hacer eso, mostraron al mundo no solamente la verdad de las Apariciones de Mi Hija María aquí, pero también exaltaron Mi Nombre, Me glorificaron, porque Soy Yo que envié a María aquí, fui Yo que la creé y la envié para ustedes. Entonces, en la verdad de las Apariciones de Mi Hija aquí, Yo Soy por ellas, Yo Soy por ustedes glorificado, y ellas al hacer eso, Me dieron una gloria suprema. A esas hijas doy Mi bendición, prometo Mi ayuda y protección, y, sobre todo, Mi paternal asistencia con especial solicitud.
A ellas y a todos ustedes ahora bendigo con amor y con María: de NAZARET… de JERUSALÉN… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Queridos hijos, hoy, día 13, cuando ustedes celebran aquí Mi fiesta, vengo nuevamente del Cielo para decir a ustedes: ‘Soy la Reina del Rosario, recen el Rosario todos los días, para que Yo pueda siempre más colmar y llenar los corazones de ustedes de amor, de gracia, de plenitud de Mi Llama de Amor.’
Soy la Reina del Rosario y a todo aquél que lo rece con amor, prometo la salvación y sus almas no serán alcanzadas por los rayos de la Ira de Dios, pero antes, derramaré sobre esa alma, las abundancias de las gracias del Señor.
Soy la Reina del Rosario, por medio del Rosario, Yo impedí la Tercera Guerra Mundial de suceder en los años 1980. Y será aún por el Rosario que Yo salvaré al mundo una última vez, liberándolo de la dominación de Satanás y renovando el mundo entero en Mi Llama de Amor.
Por medio del Rosario, esparciré Mi Llama de Amor sobre toda la tierra. Acéptenla, recíbanla, espárcenla, transmítanla: por la oración, por la palabra, por los cenáculos que Yo pedí a ustedes que hiciesen por todas partes. Para que así, verdaderamente, Mi Llama de Amor forme ciudadelas, forme fortalezas de amor por toda la tierra, que finalmente cercarán el ejército de Mi enemigo y hacer su reino desmoronar como por encanto hasta el suelo.
El mundo será vencido por el amor, Mi enemigo será vencido por el amor, el mundo será salvo por Mi Amor de Madre, por el amor de Dios, el amor ágape y sobrenatural. Acepten este amor, transmitan este amor, porque será este amor que finalmente aplastará a Satanás.
Cuando Mi Hijo moría en la cruz, daba al mundo la mayor prueba del amor ágape, el amor que se dona, que se sacrifica y hasta muere por el ser amado. Allí cuando parecía que Él estaba derrotado, fue que Él venció a Satanás y el infierno. Y venció por la fuerza del amor, no por las armas, por el amor. Y es así también que el mundo ahora será salvo: por el amor.
Mi Rosario es amor, es amor que sube al Cielo, es amor que se esparce sobre la tierra, renovando los corazones, convirtiendo a los pecadores. Mi Rosario es amor que sube al Cielo y vuelve como amor en forma de gracias. Por eso, recen Mi Rosario todos los días, para que entonces, ustedes puedan hacer finalmente Mi Amor, Mi Llama de Amor, esparcirse en la tierra, renovar la tierra y entonces, manifestarse el triunfo de Mi Amor en el mundo entero.
Soy la Reina del Rosario y lo que Yo prometí a Mi hijo Domingo de Guzmán, prometo nuevamente a ustedes ahora: ‘Aquél que Me sirva todos los días rezando Mi Rosario, no conocerá las llamas del infierno, será colocado en medio de los Santos en el Cielo y será declarado Mi hijo delante de Dios, de los Ángeles y de los Santos. Aquél que rece Mi Rosario, tendrá siempre Mi materna asistencia y ayuda en la vida y en la muerte, y será una flor luminosa que adornará Mi Trono en el Cielo.’
Recen Mi Rosario, el secreto de la salvación de ustedes y de la humanidad, es Mi Rosario. Cuanto más ustedes lo rezaren, más ustedes crecerán en el verdadero amor y en la santidad que agrada a Dios.
Por fin digo: ‘Gracias amadísimo hijo Carlos Tadeo por haber venido una vez más a consolarme y alabarme. Quédate sabiendo hijo Mío, que cuando Yo estaba con Mi Apóstol Juan en Éfeso, Yo estaba sufriendo mucho por ver el sufrimiento de los Apóstoles predicando por todas partes. Veía sus persecuciones, veía los malos queriendo matarlos. Entonces, llorando sangre, clamé a Mi Hijo Jesús para que Él no permitiese que Su obra, Su Iglesia, la Santa Fe Católica fuese exterminada con la muerte de los Apóstoles. Mi Hijo Jesús bajó del Cielo inmediatamente para consolarme y entonces Me dijo: ‘Mi Madre, nada temas, tus lágrimas de sangre, tus súplicas y tu dolor, conmovieron Mi Corazón. No sólo Mi Fe no será extinta, como en el futuro todos estos sufrimientos Míos, tuyos y de Mis Apóstoles, engendrarán grandes hijos, grandes almas que mucho nos amarán y nos ayudarán a salvar almas y establecer Nuestro Reino en la tierra, sobre todo, estos dos siervos que ves ahora.’ Y entonces, Mi Hijo Jesús mostró a Mi hijo Marcos y Me mostró a ti, tú, Mi hijo Carlos Tadeo.
No puedes imaginar el gran consuelo que sentí en aquella hora y entonces, Mis lágrimas de sangre se tornaron lágrimas de luz, como el oro translúcido, como el oro brillantísimo, y entonces, Mi Corazón fue repleto de alegría. Mi consolador, ve en frente llevando Mis Mensajes y salvando a todos Mis hijos, tú eres el fruto de Mis dolores y de los dolores de Mis Apóstoles. Ve en frente y honra los dolores que te hicieron ser caballero Mío y caballero del Señor. Los dolores que te trajeron para cerca del Cielo, para la puerta de la salvación.
Ve Mi hijo y anuncia Mis Palabras sin miedo. Sigue amando con amor ágape a tu hijo Marcos, que es el gran don de Mi Corazón para ti, y él también seguirá amándote con Mi Llama de Amor, para que entonces, en el amor de él, tú sientas Mi Amor y lo cuanto es grande el amor de Mi Hijo Jesús por ti. Coloco Mi esperanza en ti. Ve Mi hijo, quiero que el viernes que viene, hagas el cenáculo en honra de Mi hijita Bernadette, para que todos Mis hijos puedan no sólo amarla más, pero conocerla más e imitar las virtudes de ella. Para que así, tornándose otras Bernadettes en el amor a Mí, Yo pueda allá, en tu Ciudad, triunfar y hacer maravillas en ellos como hice por medio de Mi hijita Bernadette en Lourdes.
En el último viernes de este mes, tú descansarás. Quiero que tú tengas un día de descanso, para que entonces, puedas con fuerzas renovadas, atacar, atacar verdaderamente el reino de Mi enemigo infernal, derribarlo, recuperar las almas que él tomó de Mí y traer de vuelta para Mi Corazón. Hijito, te amo tanto. En el amor de Mi hijo Marcos, un día tú sentirás cuanto es grande la Llama de Mi Amor por ti. Por ahora, sigue haciendo todas las oraciones que te di.
Hoy con Mis Pastorcillos de Fátima aquí presentes, Yo te bendigo y bendigo a todos Mis hijos: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE SANTA FILOMENA

“Amados hermanos Míos, Yo, Filomena, bendigo a todos hoy y digo: ‘Sean, sean verdaderamente topacios, topacios bellos, topacios brillantes, que reflejen para el mundo entero la belleza del Señor, la belleza de Nuestra Reina Inmaculada, viviendo en el verdadero amor como Yo viví, para que entonces, todo el mundo se encante por el Señor, ame al Señor y entregue verdaderamente todo al Señor.’
Sean topacios de amor, viviendo todos los días en la oración, en la meditación espiritual, que forma, que hace crecer las almas de ustedes, que embellece las almas de ustedes, para que todos viendo y conociendo la belleza espiritual de ustedes, se enamoren por el Señor, que así los embellezca, que así los forme, los haga crecer en el amor y con el amor todos entreguen sus corazones al Señor y a Nuestra Reina Inmaculada.
Sean topacios de amor, procurando todos los días como Yo, vivir sólo de amor por Jesús, dedicarse a Jesús, sufrir por Jesús, amar a Jesús con todas las fuerzas del corazón. Viviendo así, haciendo así, ustedes verdaderamente serán topacios de amor como Yo, que con su belleza, encantarán a las almas y hacer con que todas ellas también quieran ser topacios de amor para la gloria del Señor.
Sean topacios de amor, viviendo todos los días en la santidad, como el Señor quiere.
Prepárense para la vuelta de Él, pues Él está a las puertas, falta apenas media hora del día del Señor para que Él venga y para que Él inunde el mundo entero con Su Gloria. Purificará todo el mundo por el fuego, pasará todas las naciones y cada hombre en el fuego, y aquél que no fuere oro puro, será descartado, será lanzado fuera. Por eso amados hermanos, sean el oro puro de la santidad y del amor a Dios, sean topacios verdaderos de amor a Dios, para que verdaderamente, en aquel día, ustedes puedan ser aceptos en la presencia del Señor, para por Él, ser declarados Sus hijos.
Continúen rezando el Rosario todos los días. No tengan miedo de nada, por fin el Corazón de Nuestra Reina Santísima triunfará.
Amadísimo hermano Carlos Tadeo, cuanto te amo. Quédate sabiendo amado hermano Mío que, cuando Yo estaba encarcelada en aquellos 40 días que quedé en la cárcel, cuando Mi Reina Santísima Me apareció, Ella también Me reveló tu existencia y Me pidió que Yo soportase firmemente todos los martirios que Me esperaban y los ofreciese por la propagación de la fe católica, por su victoria, por la salvación de las almas y especialmente por ti.
Mi Reina Santísima Me declaró que Yo sería tu madre espiritual y que Yo debería tener por ti un especial cuidado y protegerte con especial solicitud. Acepté y entonces Mi Reina Santísima Me pidió que Yo ofreciese especialmente por ti el martirio de las flechas. Cuando fui flechada, sin embargo, sintiese un gran dolor con las flechas traspasando Mis órganos, Yo ofrecí todo por ti, todo por tu bien, por tu salvación, y para que verdaderamente fueses santo, fueses colmado de todas las gracias del Señor y de Nuestra Reina Inmaculada.
Quedes sabiendo amado hermano Mío, que hace ya millares de años te amo y en Mis martirios te di Mi gran prueba de amor por ti, aceptando el dolor de aquellas flechas y ofreciéndolas todas por ti. Ya que ahora sabes que eres tan amado por Mí, nada debes temer, porque soy verdaderamente tu amiga, tu madre espiritual, tu abogada y Conmigo siempre, siempre tendrás protección, consolación y abrigo.
Hoy te bendigo con amor y también te bendigo pequeñita Joyce. Ayer Genesio reveló que era el Santo Protector de tu tío Leandro. Hoy revelo solemnemente: soy tu Santa Protectora, invócame, ámame, recomiéndate siempre a Mí y Yo siempre te valdré y te ayudaré con Mis gracias de amor. También soy tu Santa Protectora amadísimo Djallys. Recurra a Mí, ven a Mí siempre y Yo siempre te cubriré con Mi Manto y Sus gracias de amor.
A todos que están aquí y a estos Escapularios Míos a Mí ofrecidos con tanto amor, Yo bendigo ahora: de MUGNANO… de ROMA… y de JACAREÍ.”



"Puede verse claramente el bulto de la Madre de Dios en sus ojos."

martes, 15 de agosto de 2017

12 de Agosto de 2017 - Mensaje de la Virgen María y de San Genesio a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 12 de Agosto de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos hijos, hoy, invito a todos ustedes nuevamente al amor.

Dilaten sus corazones al amor ágape, rezando más, haciendo más sacrificios, meditando y sobre todo hijitos, combatiendo dentro de ustedes la soberbia, que es una de las grandes enemigas del amor ágape.

Cuando el hombre es soberbio delante de Dios, no reconoce su miseria, no reconoce las propias faltas y se endurece en su querer, en su modo de pensar, en su soberbia, cierra su corazón al amor ágape.

Este amor no puede entrar en un corazón que tiene la soberbia y entonces entra allí el amor eros, que también es soberbio, que también es vanidoso y orgulloso. Entonces, el hombre va despeñando cada vez más en el abismo del pecado, del egoísmo, del amor y de la auto adoración de sí mismo, alejándose cada vez más del amor de Dios y llegando incluso al punto de despreciar el amor de Dios por causa de sí mismo, de su voluntad y de aquello que quiere, de las cosas de este mundo, de las cosas mundanas.
Mis hijos, combatan entonces ese orgullo que es muy peligroso, primero con la humildad y después dilatando sus corazones para el amor ágape, haciendo violencia a ustedes mismos, para que entonces, ustedes puedan alargar más sus corazones, recibir más este amor en el corazón y así, ser amor y donar amor a todo hombre, para que todo hombre crea que Dios es amor, que la esencia de Dios es el amor. Entonces, los corazones de los hombres se abrirán rápidamente a este amor, lo aceptarán, lo tendrán y finalmente este amor que es también Mi Llama de Amor, triunfará en el mundo entero.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días.
Por medio del Rosario rezado con el corazón, Yo dilato siempre más sus corazones para el amor ágape, el amor sobrenatural; este amor que no tiene nada de humano, no tiene nada de terreno, este amor que es del Cielo y que hace con que ustedes no solo amen a Dios y a Mí con un amor puro, sin interés, pero también amen al prójimo sin interés alguno, un amor puro que sólo quiere donarse, sacrificarse, consumirse por el amor, por la felicidad del prójimo, del ser amado. Entonces, verdaderamente, ustedes serán amor en este mundo sin amor y Yo podré transformar este infierno de violencia, de egoísmo, de odio, de deshonestidad y de ausencia total de caridad, en un jardín verde de amor, transformaré el mundo en una verdadera hornalla de amor.
Continúen, por lo tanto, rezando Mi Rosario. Por ello, ustedes llegarán deprisa al amor sobrenatural, al amor ágape y cuando eso suceda, Mi triunfo, Mi Corazón verdaderamente triunfará, Mi triunfo sucederá.
A ti Mi querido hijo Carlos Tadeo, que hoy estás una vez más aquí en Mi casa y en Mi presencia, digo: ‘Yo te amo mucho Mi amadísimo hijo, tú no puedes imaginar la alegría que Me das viniendo aquí en Mi casa para estar Conmigo. Sí, en este exacto momento muestro a Mi hijo Marcos 358 espadas de dolor a Mis pies quitadas por ti aquí en esta tarde. La mayoría de esas espadas fueron clavadas principalmente por las almas consagradas, que fueron amadas por Dios y por Mí con amor de predilección mucho mayor que a los otros y favorecidas con muchas más gracias, y ellas que deberían darnos más amor y obediencia, clavan esas espadas en Nuestros Corazones con su indiferencia, con su desobediencia, con su vida de pecado. Tú Mi pequeñito hijo, haces más que ellas y Me amas más que ellas, luego, tu amor Me quita todas las espadas de dolor que ellas clavan y dan a ti inclusive grandiosísimos méritos en el Cielo, que aumentarán muchísimo tu gloria, tu alegría y la fruición de la divinidad.’
Hoy te digo solemnemente: ‘En la noche de Navidad, cuando Yo traje al mundo el Salvador, Yo lloré, lloré mucho, no apenas por traer el Salvador al mundo en tanta pobreza en la gruta de Belén, pero lloré porque en aquel momento vi a toda la humanidad y a todas las almas que, a pesar del sacrificio de Mi Hijo nacido en tanta pobreza, no lo amarían, no lo adorarían, ni seguir y servir. Y lloré, lloré especialmente también por las almas que, al contrario de Mi Hijo, despreciarían la santa pobreza y buscarían tan solamente las riquezas, los placeres y los privilegios de este mundo, despreciándolo y despreciando la cruz. Entonces, Mi Hijo Jesús Me mostró en visión en la gruta de Belén a ti, rezando y amándome tanto, amando a Mi Hijo con tanto cariño y amor. Y la visión de tu amor, de tu futura obediencia, consoló Mi Corazón. Sí Mi hijo, consoló mucho Mi Corazón y el Corazón de Mi Hijo Jesús que, al verte en aquella visión, dejó también de llorar Conmigo.’
Mi consolador, sigue en frente consolando Nuestros Corazones con tu amor y no te detengas por nada. Ve ahora cuanto Yo te amo, te di por hijo a aquél que Yo propia escogí y abracé, dejándome fotografiar y ver por Mis hijos del mundo entero. Este Mi hijo, Marcos, que Yo abrazo con tanto amor, que es Mi consuelo, Mi última esperanza, aquél sobre el cual reposan no sólo Mis esperanzas, pero también las grandes profecías de Mi Corazón. Este hijo que es Mi ángel consolador en la tierra, fue él que Yo di a ti por hijo, mostrándote verdaderamente cuanto Yo te estimo, cuanto te amo y lo cuanto te honré. Ama pues el hijo precioso que te di, él te ama mucho, no puedes imaginar.
Si él un día abriese su pecho y dejase las llamas de amor que él tiene por ti salieren, te reduciría a cenizas en el mismo instante. Sí, verdaderamente, si fuese fuego natural, te consumiría. Déjate pues amar por ese amor ágape que Yo misma coloqué en él por ti, para que así, verdaderamente, tú puedas sentir Mi Amor y entonces, lleno de Mi Amor, puedas también irradiar Mi Amor para todos Mis hijos que aún no Me conocen y por eso sufren vagando en este mundo. Yo te amo mucho y por ti hago locuras de amor.
No temas lo que te sucedió, el accidente que te sucedió, eso es obra del furor de Mi enemigo, pero la Madre del Cielo está atenta con los Santos cuidando de ti. Eso te fue permitido para que veas cuanto odio él tiene de ti y cuanto bien tú estás haciendo, porque él sólo odia a aquellos que verdaderamente salvan almas y están destinados al Cielo. Por eso hijo, ve en frente y no temas, Yo te guardaré y te defenderé mucho más vehemente de que la leona defiende a su cachorrito.
Yo te bendigo y bendigo a todos Mis hijos que vinieron a consolarme hoy, que Yo tanto amo: de LOURDES… de LA SALETTE… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE SAN GENESIO
“Amados hermanos Míos, Yo, Genesio, Me alegro por venir con la Madre de Dios hoy aquí por la primera vez.
Les amo mucho, les guardo y les protejo siempre de todo mal. Yo les protejo y defiendo de todas las trampas de Satanás. Por eso, no tengan miedo, en el fin, triunfará el Corazón Inmaculado de la Madre de Dios y todo el poder del infierno será finalmente quebrantado y destruido.
Amen el amor y vivan en este perfecto amor, dando a la Madre de Dios y al Señor la respuesta amorosa de los corazones de ustedes, para que entonces, este amor triunfe en el mundo a través de ustedes.
Amen el amor, dilatando sus corazones a este amor y dejando este amor reinar en sus corazones.
No tengan miedo del amor de Dios, ni de ser amados por Él y ni de amarlo, porque este amor que en el comienzo exige incluso: renuncia, conversión, mudanza de muchas cosas en la vida de ustedes, lleva a ustedes por fin a la paz verdadera y completa del corazón, y a la total santificación de sus almas.
Amen el amor sin miedo, para que entonces, este amor que es la Llama de Amor de la Madre de Dios, pueda finalmente realizar en sus corazones la gran transformación que Ella tanto espera, de almas repletas de amor eros en almas repletas de amor ágape que, como llamas abrasadas de amor, incendiarán el mundo entero.
Y continúen rezando el Rosario todos los días, pues quién lo rece, nunca, nunca será derrotado por Satanás, y el alma que rezare el Rosario, jamás será esclavizada por él. Nunca se oyó decir, nunca se oyó al demonio decir que triunfó sobre el alma que reza el Rosario. Y nunca se oirá, porque cuando el alma reza el Rosario, hace con que Satanás tenga miedo de ella y tiembla todo el infierno. Récenlo. Cuanto más rezaren el Rosario, más serán amados por la Madre de Dios y por Nosotros del Cielo.
Yo bendigo a todos y especialmente a ti, Mi amadísimo Carlos Tadeo, que tanto amo y también protejo y defiendo. No te preocupes con lo que sucedió contigo, eso fue permitido a ti como una confirmación de que tú verdaderamente eres de la Inmaculada, si no fueses, el demonio no te molestaría. Por el contrario, él haría lo mismo que hace con los pecadores: él te ayudaría, él te favorecería, él facilitaría todo para ti, pero como eres de la Inmaculada, te odia y a veces te ataca. Pero no tengas miedo, mucho más vigilante que un padre sobre el hijo, Nosotros del Cielo, Yo, estoy contigo y no dejaré que ningún mal prevalezca sobre ti.
Tú eres fuerte, permanece fuerte en el amor de la Inmaculada y con Ella tú siempre tendrás la victoria. Yo soy tu protector también, Yo soy tu guarda personal, que junto con los otros Santos voy acompañándote. ¿Por qué tú tienes tantos Santos que te guardan? Porque tú estás destinado a grandes cosas y eres el padre de aquél que es toda la esperanza de la Santísima Virgen y que es el hijo de las profecías de Ella. Luego, tú debes tener toda Nuestra protección, para que puedas verdaderamente realizar la gran misión que finalmente derribará el imperio infernal y hará triunfar el Inmaculado Corazón.
Te amo y te bendigo, y también te amo y te bendigo Mi amado Leandro, soy tu Santo protector, te guardo, nunca te dejo. Todo lo que precises, ven a Mí, pídame y Yo ofreceré Mis méritos al Señor por ti y te obtendré todas las gracias.

A todos Yo bendigo con amor: de ROMA… de JERUSALÉN… y de JACAREÍ.”

lunes, 14 de agosto de 2017

07 de Agosto de 2017 - Mensaje de María y Jesús a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 07 de Agosto de 2017
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


“Queridos hijos, hoy, cuando ustedes celebran aquí el aniversario mensual de Mis Apariciones con todo el Cielo a Mi hijo Marcos, Yo vengo nuevamente para decir a ustedes: ‘Soy la Reina y Mensajera de la Paz.’

Vengo del Cielo con el mensaje de paz del Señor a toda la humanidad. La paz sólo será posible cuando el hombre vuelva al amor. Sin amor, no hay paz. Por eso Mis hijos, vuelvan al amor, al amor sobrenatural y amen a Dios en primer lugar, y después al prójimo con este amor.
Donde hay el amor sobrenatural, reina la paz, reina Dios. Vuelvan a este amor, para que entonces, toda la humanidad finalmente encuentre la paz, sin la cual no podrá salvarse.
Continúen rezando Mi Rosario todos los días, pues por medio de ello, ustedes llegarán al amor sobrenatural y cuando llegaren al amor sobrenatural, llegarán a la paz. Entonces, la paz reinará en el mundo entero, en las naciones y en las familias, porque ella reinará en los corazones y en las almas de todos los hombres.
Imiten a Mi hijito Marcos, abriendo sus corazones al amor sobrenatural, al amor ágape, para que entonces, este amor triunfe en ustedes, reine en ustedes y ustedes puedan amar a Dios con todas las fuerzas, al prójimo con un amor sobrenatural puro y místico. Y así, amando a Dios y al prójimo con todas las fuerzas de sus corazones, ustedes puedan ser señales del amor de Dios y de Mi Amor para el mundo.
La señal de Mi bulto luminoso abrazando a Mi hijo Marcos, es la gran señal del amor que tengo por él y también del amor que tengo para con este lugar, y para con cada hijo que respondió ‘Sí’ a Mi llamado de amor y obedece Mis Mensajes.
En aquel abrazo que Yo di a Mi hijo Marcos, ustedes pueden comprender cuán grande es la Llama de Mi Amor, en primer lugar por él y después por toda la humanidad. En verdad aquí en estas Apariciones, Mi Amor abraza a toda la humanidad.
Recen, recen, recen.
A todos Yo bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”
Mensaje privado mensual para Carlos Tadeo Nunes:
“Amadísimo hijo Carlos Tadeo, hoy, cuando Yo doy un mensaje especial para ti, vengo del Cielo nuevamente para decirte: ‘Yo te amo con toda la Llama de Amor de Mi Inmaculado Corazón.’
Sigue en frente haciendo Mis cenáculos, cumpliendo todos Mis pedidos y hablando a todos Mis hijos del amor ágape, que todos ellos deben tener. Durante el mes de agosto, tú deberás hablar de este amor y deberás dar verdaderamente a Mis hijos el pleno conocimiento de este amor.
Ya es hora de que la humanidad finalmente vuelva a Mi Amor, al amor sobrenatural y ágape, para que finalmente el amor de Dios, Mi Llama de Amor, triunfe en los corazones de los hombres, aplastando el amor de los placeres, para que entonces, verdaderamente, renazca la nueva humanidad realizada en Dios, la humanidad santificada, purificada en la Llama de Amor del Espíritu Santo, en Mi Llama de Amor.
Sigue en frente y ama al hijo que te di con todas tus fuerzas, sin miedo a nada, ni de nadie. Comprende hijo Mío que será a través del amor de él que tú sentirás el Mío y es en el amor de él que tú verdaderamente comprenderás cuan ardiente es, cuán grande es Mi Amor por ti. Y será verdaderamente dejándote amar por él y amándolo con todas tus fuerzas, que el mundo comprenderá cómo es bello, cómo es grande, cómo es profundo el amor de Dios y Mi Amor.
Rece el Rosario todos los días.
Yo te bendigo con amor: de FÁTIMA… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

“Amados hijos Míos, Yo, Jesús, vengo hoy con Mi Madre para bendecirles en más un aniversario mensual de Nuestras Apariciones aquí.
Abran sus corazones a Mi Amor, a Mi Amor sobrenatural y ágape, este amor que Mi Madre vino aquí a enseñarles y a ofrecer hace 26 años, y que ustedes hasta ahora no procuraron entender, comprender, querer y mucho menos vivir.
Mientras no vivan el amor ágape, el amor sobrenatural, ustedes Mis hijos nunca, nunca conseguirán, nunca conseguirán comprender Mi Amor, ni vivirlo. El amor que Yo quiero que vivan es el mismo amor que Yo y el Padre tenemos uno por el otro, este Amor Divino, esta llama abrasadora de caridad.
Solamente cuando la humanidad vuelva a este amor, volverá a ser bella, santa, pura, perfecta como era antes del pecado original. Sí, y solamente cuando eso suceda, acabarán todas las guerras, discordias, injusticias y pecados de la humanidad.
Venzan el pecado, venzan el mal con el amor, pero no el amor humano, el amor eros, pero sí el amor sobrenatural. Sí, cuando los hombres vivieren el amor sobrenatural, el pecado será derrotado y vencido en los corazones.
Fue eso que Mi Apóstol quiso decir cuando dijo: ‘El amor encubre una multitud de pecados. El amor apaga una multitud de pecados.’
Sí, cuando el amor sobrenatural fuere vivido, entonces el pecado desaparecerá, pues, todos se amarán como Mi Padre Me ama y como Nosotros amamos a los hombres. Entonces, el mundo se transformará en un verdadero Paraíso en la tierra y Nuestros Corazones finalmente triunfarán.
Abran sus corazones al amor, dejando la Llama de Amor de Nuestros Corazones Unidos entrar en sus corazones y verdaderamente transformarlos de pantanos de pecado, en jardín de gracia y santidad, y de desiertos fríos y sin amor, en un jardín donde germinarán las rosas más bellas de amor, santidad y pureza sobrenatural. Entonces, Nuestros Corazones triunfarán y finalmente Nuestro eterno enemigo será vencido y el mundo será salvo por la fuerza del amor, del amor sobrenatural.

Continúen rezando el Rosario de Mi Madre todos los días, la Coronilla de la Misericordia y todas las Horas Santas que Ella les pidió, pues a través de esas oraciones rezadas con el corazón, llegarán un día al amor sobrenatural. Cuanto más rezaren esas oraciones con amor, más deprisa llegarán al amor sobrenatural. Récenlas pues con el corazón y verdadera sed de amor sobrenatural tendrán.
En este mes de agosto deseo que ustedes den 5 películas de Mi Aparición a Mi hijita Faustina Kowalska junto con la Aparición de Mi Madre en Porzus, Voces del Cielo número 1, que Mi hijo Marcos hizo para ustedes.
También que den 5 películas de la vida de Mi querido Juan María Vianney y de Mi Juan Bosco, que son verdaderos ejemplos de amor ágape y sobrenatural. De esta forma, ustedes darán al mundo ejemplos concretos de amor sobrenatural por las almas, que todos podrán comprender, entender y vivir. Así, darán alegría, honra y alabanza a Mi Corazón y al Corazón de Mi Madre.
Continúen viniendo aquí en este lugar sagrado que es Mi fuente de gracias y de amor en la tierra, para que Nosotros podamos continuar su conversión. Nunca nos tornan tan felices cuando ustedes vienen aquí para alabarnos y escuchar Nuestros Mensajes.

Imiten a Nuestro hijo obedientísimo y amorosísimo, Nuestra Llama de Amor incesante, Nuestro Marcos, queriendo, viviendo y practicando el amor sobrenatural sin miedo, para que verdaderamente en su amor, el mundo sienta, vea y crea en Mi Amor. 

A todos Yo bendigo con amor de esta tierra santa de Jacareí: de FÁTIMA… de LOURDES… y de PORZUS.”



jueves, 10 de agosto de 2017

12 de Septiembre de 2010 - Mensaje de San Lorenzo a través del Vidente Marcos Tadeo

Jacareí, 12 de Septiembre de 2010
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com




MENSAJE ESPECIAL:

10 DE AGOSTO: FIESTA DE SAN LORENZO MÁRTIR


MENSAJE DE SAN LORENZO
“Marcos, amadísimo de los Santos, Yo, Lorenzo, siervo del Señor, siervo de María Santísima y de José, heraldo y mensajero de la paz y de la verdad, te bendigo hoy y a todos Mis hermanos que están aquí.
Yo di Mi vida por Cristo, derramé Mi sangre por Cristo y entregué todo Mi cuerpo a las llamas por amor de Cristo, pero no lo renegué, no traicioné el amor de Él y ni el amor de Mi Reina y Señora, la Virgen María.
Los llamo, por lo tanto, al amor verdadero y sincero por Dios y por Ella, que les conduce a la perfecta santidad, que les conduce a la perfección de vida que agrada a Dios y que les tornan verdaderos hijos de Dios, que les tornan conciudadanos y merecedores de la gloria eterna y les hace siempre más ser templos puros y perfectos del Espíritu Santo.
Amen con todo su corazón a Dios, Su ley de amor y Sus Mandamientos, procurando siempre más hacer con que su vida se torne un espejo purísimo de la luz de la eterna verdad, que su vida se torne siempre más un continuo fulgor de la gloria del propio Dios y que sus obras, todas ellas repasadas de amor, de santidad y de generosidad, puedan ser luceros brillantísimos para las almas que están en el mundo perdidas, sin conocer el camino de la salvación y de la verdad, y así, todas ellas, iluminadas por ustedes, puedan venir a conocer el camino que lleva a la salvación.
Amen con todo su corazón al Señor, Su ley de amor, Sus Palabras santas, pues, la Palabra de Dios es viva, no es una Palabra muerta, ella verdaderamente actúa en la vida de quién en ella cree, de quién la escucha con amor, porque aquél Dios que la profirió, que la dijo, es vivo, no está muerto, resucitó, está actuante en medio de ustedes y si Él encuentra sus corazones sedientos de Su Palabra, hambrientos de Su Palabra, deseosos de Su Palabra, Él, que es vivo, por intermedio de Su Palabra acepta, vivida, practicada y observada, guardada por ustedes, transformará sus vidas en un verdadero himno de amor, en una verdadera copia y reflejo de la vida de los propios bienaventurados del Paraíso y su vida será cada vez más conforme al Sagrado Corazón de Jesús, conforme al beneplácito del Altísimo y será una vibrante música de amor y de verdadera consagración suya a Dios, que es el Señor del amor.
Crean con todo amor y amen con todo su corazón al Señor, a la Virgen Santísima y Sus Mensajes que les son dadas aquí hace casi 20 años, porque en esos Mensajes está la Palabra viva del Señor, viva, actuante y actual para ustedes, los hombres de estos últimos tiempos.
Esta Palabra si encuentra una tierra buena en ustedes, esa semilla divina caerá y producirá frutos de santidad, ciento por uno, mil por uno, un millón por uno. Todo dependerá de su respuesta, de la forma como ustedes recibieren la semilla, la semilla de la Palabra, si la recibieren con el corazón agradecido, generoso y amoroso esta Palabra. Ella se transformará en ustedes en un árbol frondoso con muchos frutos y los pájaros vendrán a abrigarse a su sombra, o sea, las almas sedientas del bien, de la paz, de la verdad, de la luz eterna y del amor de Dios, verán los frutos de santidad en ustedes y vendrán a probarlos y anidarse alrededor de ustedes.
Si su corazón fuere una tierra fértil que hace la semilla de la Palabra crecer y dar fruto, entonces en ustedes verdaderamente todas las promesas de Dios contenidas en Su Palabra y contenidas en los Mensajes de la Madre de Dios, la Palabra viva del Señor, actual para ustedes, todas esas promesas se cumplirán en su vida y ustedes verán que Dios es verdaderamente fiel, que Él nunca olvidó a Su pueblo, que Él nunca olvidó Sus promesas que hizo a aquellos que lo aman, que lo temen, que lo sirven; que Él no cambió, Él es el mismo Dios de ayer, de hoy y de siempre, Él es aquél que es y que será siempre, Él es aquél que viene y viene deprisa.
Amen al Señor con todas sus fuerzas y a la Virgen Santísima, colocando en práctica estos Mensajes que les son dados aquí en estas últimas Apariciones para la humanidad. Cuando estas Apariciones terminaren, no habrá más Mensajes para el mundo. La Madre de Dios, San José, los Ángeles y Nosotros los Santos, venimos aquí con Nuestro Señor y el Espíritu Santo para llamarlos a la conversión por la última vez.
Si ustedes lanzaren fuera esta última chance que el Señor les da, este último llamado que Él les hace, si ustedes pisaren a los pies con irresponsabilidad, locura, negligencia e indiferencia este último don, esta última gracia y favor que el Altísimo les hace, no habrá más chance de salvación para ustedes y estarán perdidos para siempre, porque el fuego que debe venir ya está a las puertas, ya pueden verlo bajando sobre lo alto de la colina, o sea, la Justicia de Dios ya contó sus días y ya marcó el momento en que ella bajará sobre todo el mundo, para hacer justicia a los buenos, a los santos e inocentes, que fueron perseguidos por los malos, que fueron martirizados por los malos, que tuvieron que ser pisados por los pies de los malos y de los impíos que no aman a Dios y son enemigos de Su ley de amor.
Este fuego se aproxima y vendrá para consumir todas las obras de los pecadores y de los malos. No hay mucho tiempo. Por eso les llamo a una verdadera conversión, a oír aún una vez más las voces del Cielo, que aquí en este lugar les llaman a la verdadera conversión, a la perfecta conversión, a la sincera conversión.
Amen y no teman. No teman al demonio, no teman al enemigo, él tiene gran poder es verdad, pero no tiene más que Dios y que la Virgen Santísima, y sus ataques contra ustedes tiene un límite. Es verdad que en este tiempo de tribulación le fue dado más poder, pero este poder nunca, nunca será un milésimo de aquello que es el poder de Dios y de la Virgen Santísima. Por eso, esperen en Ellos, confíen en Ellos, recen el Rosario, pues, el Rosario es la herramienta, es el arma de la victoria que la propia Madre de Dios puso en las manos de Sus hijos, para que, incluso siendo frágiles, pequeñitos y débiles, con esta cadena de piedritas que es el Santo Rosario, Sus pequeñitos hijos puedan derribar todo tipo de Goliat, todo tipo de dragón infernal que los persigue y que quiere destruirlos y aniquilarlos.
Recen el Rosario, hagan cercos de Jericó, hagan las mil avemarías, hagan los cenáculos que la Madre de Dios les mandó de casa en casa, rezando la Hora de la Paz y el Rosario Meditado de Ella, porque esas oraciones pueden todavía salvar muchas almas que tienen posibilidad de salvación. Aún no está todo perdido, hay algunos pies de trigo en medio del gran mar de cizaña que se tornó este mundo y esos pequeños pies de trigo deben ser salvos y deben ser salvos por ustedes, que son el trigo de la Virgen Santísima y que deben llevar a ellos la gracia de la verdad, de la salvación, de los Mensajes de la Madre de Dios, que tocan el corazón, que salvan, para que ellos también se junten a ustedes y se tornen un gran trigal para la mayor gloria de la Santísima Trinidad y de la Madre de Dios, la Señora de la Paz.
Yo estoy con ustedes incluso que no Me vean, incluso cuando están muchas veces abatidos y cansados y no consiguen sentir Mi Amor por ustedes, Yo estoy con ustedes, Yo les amo, Yo les cubro con Mi Manto, Yo les guardo, Yo cuido de ustedes. Confíen a Mí todas sus aflicciones y verán que su alma recuperará la paz. Yo estaré con ustedes para cargar siempre con ustedes la cruz de cada día y para no dejarles desfallecer en medio del camino, para que ustedes puedan llegar a aquella gracia de la victoria, a aquella resurrección gloriosa y eterna en el Reino del Cielo.
Yo que di Mi vida por Cristo, que fui quemado vivo por amor de Cristo les digo: ‘La vida en la tierra es un soplo y aquí en esta vida, nada, nada es más importante que aspirar, desear el Cielo. Vivan por él, hagan todo para ganarlo y alcanzarlo, luchen para llegar allá, pues les digo: si consiguieren un día llegar al Cielo, habrán ganado todo, pero si hubieren perdido sus almas por haberse apegado a las cosas de este mundo, al pecado, por haberse amado a ustedes mismos más que a Dios y amado el mundo y las criaturas más que a Dios, Yo les digo: habrá sido inútil su nacimiento, su vida y todo lo demás que hubieren conseguido conquistar en esta tierra: honra, glorias, riquezas, gran estatus social, pues, en la hora de la muerte, todo eso no vale más nada, de nada más vale, de nada sirve para la eternidad. Hagan con que su vida sea siempre un continuo buscar del Cielo y de la salvación, e incluso cuidando de sus obligaciones de estado, de sus obligaciones de cada día, que todo sea hecho por ustedes con el máximo de amor, para que todo se transforme en méritos superabundantes de gloria para ustedes en la vida eterna.’
Yo, en este momento, les bendigo generosamente con la Madre de Dios y con Santa Juana de Chantal que están a Mi lado."